La banca suma 224.000 millones en dudosos y adjudicados a junio, según el Banco de España

Linde en unas jornadas en Madrid, el 16 de noviembre de 2012.

Linde en unas jornadas en Madrid, el 16 de noviembre de 2012.

Las entidades financieras españolas cuentan en sus balances con un volumen de 224.000 millones de euros de activos dudosos y adjudicados en pago de deudas a junio de este año, según datos facilitados por el Banco de España en su último informe de estabilidad financiera.

El organismo liderado por Luis María Linde advierte en su informe de que estos activos improductivos presionan “negativamente” sobre los resultados de las entidades, reduciendo su generación de beneficios, ya que no generan ingresos en la cuenta de resultados. Estos dos tipos de activos representan un 8,7% del activo total de los bancos en su negocio en España.

No obstante, los activos adjudicados o recibidos en pago de deudas procedentes de los negocios en España que poseen las entidades españolas en sus balances descendieron un 0,9% en el último año, hasta totalizar 81.000 millones de euros.

El 35,3% del volumen total de adjudicados es suelo, tras caer su ‘peso’ casi tres puntos porcentuales en el último año. Mientras un 24,9% son edificios terminados (una caída de 1,1 puntos porcentuales) y un 21,5% son activos adjudicados procedentes de adquisiciones de viviendas (aumento de 0,5 puntos porcentuales). Por último, los edificios en construcción suponen un 6,6% del total, tras anotarse un incremento de 1,6 puntos porcentuales en el último año.

En cuanto al crédito total a nivel consolidado que está refinanciado o reestructurado, se elevó a 211.000 millones de euros a junio. De ellos, el 52,1% correspondió a empresas no financieras y el 45,2% a hogares.

MENOS CRÉDITO REFINANCIADO AL SECTOR PRIVADO.

Un 2,4% del total era crédito a las Administraciones Públicas, mientras el restante 0,3% correspondió a empresas financieras distintas de entidades de crédito. El crédito total al sector privado residente refinanciado o reestructurado ascendió a 163.800 millones en junio, un 15,8% menos que en el mismo mes del año anterior.

El Banco de España ha señalado que esta variación supone una aceleración de la caída mostrada a lo largo de toda la serie disponible, desde marzo de 2014. El descenso en las refinanciaciones y reestructuraciones se ha centrado en el último año tanto en empresas no financieras (17,5 %) como en hogares (13,5 %).

Mientras, el peso sobre el total del crédito de las refinanciaciones y reestructuraciones también se ha ido reduciendo en los últimos trimestres, hasta representar un 13% en junio de 2015, frente al 14,2% observado en el mismo mes del año anterior.

LOS DUDOSOS SUPONEN LA MITAD DE REFINANCIACIONES.

Dentro de los créditos refinanciados y reestructurados, los dudosos suponen casi la mitad del total (con un ligero descenso de un punto porcentual respecto al año anterior), mientras los que están clasificados como subestándar representan un 18% y los que se encuentran en situación normal suponen un 33% del total.

En cuanto a la distribución sectorial de las operaciones refinanciadas, un 64% de las mismas corresponde a créditos concedidos a empresas, mientras que el 36% restante de dichas operaciones son con familias.

Dentro de las operaciones refinanciadas correspondientes a empresas, la mitad de las mismas corresponden a créditos concedidos a empresas procedentes de la construcción y actividades inmobiliarias, y la otra mitad proviene de empresas cuya actividad económica es distinta de la anterior.

Del 35% de operaciones reestructuradas a las familias, cabe destacar que un 26,2% del total corresponde a créditos para la adquisición de viviendas.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada