La UE propone impulsar la defensa comercial para devolver la competitividad al acero

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Empleo, el Crecimiento y la Competitividad, Jyrki Katainen. ARCHIVO.

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Empleo, el Crecimiento y la Competitividad, Jyrki Katainen. ARCHIVO.

La Unión Europea (UE) propuso hoy tomar de forma “prioritaria” medidas para devolver la competitividad a su sector del acero – lastrado por la sobrecapacidad y los bajos precios- como emplear a fondo los instrumentos de defensa comercial frente a la competencia desleal o potenciar la internacionalización.

El Consejo de Ministros de Competitividad de la UE celebró hoy una reunión extraordinaria para abordar las dificultades que atraviesa la industria del acero.

El titular luxemburgués de Economía, Seguridad Interior y Defensa, Étienne Schneider, aseguró al término del encuentro que “la sobrecapacidad es la causa raíz de que no haya igualdad de condiciones”.

Recordó que el exceso de capacidad de acero en el mundo asciende a 500 millones de toneladas, de los cuales 300 millones están en China, “lo que corresponde a tres veces el nivel de producción total de la UE”, situado en 170 millones.

“Esto está haciendo caer radicalmente los precios y animando un comportamiento comercial distorsionado”, afirmó.

Ante esa situación, la Presidencia luxemburguesa de turno de la UE abogó por realizar un “total y oportuno uso” de los diferentes instrumentos de defensa comercial de los que dispone, de cara a garantizar la igualdad de condiciones y abordar las medidas restrictivas en países terceros a las que se enfrenta este sector.

Además, apoyó modernizar esos instrumentos para agilizar su funcionamiento y aumentar su transparencia y eficacia.

La UE también instó a intensificar o entablar discusiones con todos los principales productores, así como de manera bilateral entre la Comisión Europea (CE) y países terceros como China, Rusia, Bielorrusia, Turquía y la India.

Otro punto que destacó es la necesidad de mejorar el acceso de la industria europea del acero a mercados extracomunitarios, incluyendo por medio de licitaciones públicas.

Asimismo, defendió “hacer el mejor uso” de las posibilidades de las normas sobre ayudas estatales “para apoyar a las industrias de gran consumo de energía” en innovación, el empleo o los costes del régimen de comercio de derechos de emisión (ETS).

Para mejorar la competitividad de estos sectores contaminantes la UE propuso un mecanismo “más centrado” en ellas para la libre adjudicación de permisos de emisiones.

Al mismo tiempo, instó a emplear de la mejor manera fondos europeos como el de Ajuste a la Globalización o el Social Europeo, a fin de facilitar la reintegración de los trabajadores despedidos.

Para el vicepresidente comunitario de Empleo y Competitividad, Jyrki Katainen, “el asunto es muy complejo” y serán necesarias “medidas estructurales, europeas, de los Estados miembros e internacionales para crear igualdad de condiciones en el mercado”.

Katainen confió en que los resultados de la cumbre del clima de diciembre en París “sean llevados al mercado” y que tengan un “efecto en la producción china de acero”, y alertó de que la crisis del sector es también un asunto “nacional” dadas las “enormes diferencias en fiscalidad o en precio de la energía”.

La Organización Europea de la Industria del Acero (Eurofer) pidió por su parte un ecosistema de negocio “con las mismas reglas para todos”, y reiteró que no demanda a las instituciones protección, sino “justicia” ante el “dumping” de la industria china.

El presidente de Eurofer, Robrecht Himpe, solicitó a la UE modernizar rápidamente sus instrumentos de defensa del comercio, mientras que el director general del grupo español CELSA, Francesc Rubiralta, criticó que actualmente la UE “exporta trabajos e importa materiales” en el sector.

Desde 2008, la industria del acero europea ha recortado 85.000 puestos de trabajo, lo que supone casi el 20 % del sector, y sólo en el último mes se han producido 5.000 despidos en empresas siderúrgicas de la UE, según Eurofer.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada