Desarrollan en España una técnica pionera en el mundo para colocar implantes dentales en situaciones complejas

El odontólogo y doctor en Ciencias Médicas Antonio Rey Gil, ha presentado, en el Congreso de Open Dental Community, su técnica ‘MIDI’ pionera en el mundo para la colocación de implantes dentales en situaciones complejas.

De hecho, Rey Gil ya ha formado a médicos nacionales e internacionales, únicos especialistas en ‘MIDI’ en el mundo y que se van a reunido por primera vez en Valencia para realizar numerosas cirugías: Rodrigo Santamarta (Comunidad Valenciana), Daniel Rodríguez Riquel (Andalucía), Darío Castro (Islas Canarias), Antonio Rey Gil (Castilla y León), Paulo do Santos (Portugal), Gilberto Coelho (Mozambique), María Amparo Mora Galbis (Valencia) y Ignacio Mínguez Martínez (coordinador de Titulaciones de Postgrado en Implantología de la Universidad CEU de Valencia).

“‘MIDI’ es una novedosa técnica patentada a nivel mundial en el campo de la odontología, que describe mediante la combinación de la implantología, la prostodoncia y la oclusión, un método de trabajo para resolver casos clínicos que se presentan a diario en nuestras consultas de pacientes con problemas en su función masticatoria debido a ausencias dentales así como del habla, problemas digestivos o psíquicos relacionados con el aparato estomatognático”, ha explicado Santamarta, único profesional que realiza esta técnica en la Comunidad Valenciana.

Se utilizan implantes que ya forman un conjunto único llamados implantes de una pieza, lo que, tal y como ha explicado, supone que el paciente es tratado y nada más insertarse los implantes, éstos presentan el pilar a través de la encía para colocarle al paciente una prótesis provisional en carga inmediata, y la definitiva en pocos días. Las prótesis fijas o removibles de zirconio porcelana, cementada sin tornillos de unión, pueden ser manipulas por el propio paciente para su higiene.

La planificación y ubicación de estos implantes sin lesionar las estructuras de encía y hueso se realiza previo estudio radiológico mediante un TAC para solicitar la fabricación de un biomodelo o réplica de los huesos del maxilar. “Mediante esta técnica “el paciente no tendrá hematomas, no hay puntos, no hay dolor y en pocos días se realiza la prótesis definitiva”, ha zanjado Santamarta.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada