El Grupo Villar Mir dispara un 43% sus resultados semestrales por ventas de activos inmobiliarios

El Grupo Villar Mir obtuvo un beneficio neto de 129,7 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 43% respecto al ejercicio anterior, impulsado por la mayor contribución de la filial inmobiliaria.

Las ventas de suelos y activos terminados por parte de Inmobiliaria Espacio permitieron a la corporación de Juan Miguel Villar Mir compensar los descensos de las áreas de energía renovable y fertilizantes, además de recortar deuda.

Los resultados del grupo de los seis primeros meses no reflejan impacto alguno por las desinversiones que la corporación realizó en Colonial y el grupo de concesiones Abertis con el fin de lograr fondos para inyectar en la ampliación de capital de OHL, dado que estas ventas de acciones se realizaron en el mes de septiembre.

En cuanto al primer semestre, la cifra de negocio del Grupo Villar Mir creció un 16%, hasta sumar 3.513 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se contrajo un 5,9%, hasta 579,9 millones de euros.

El Ebitda se vio afectado por la menor contribución de la rama de concesiones, que su vez registra el impacto de una menor aportación del negocio en México, por la caída de la inflación en ese país.

Por áreas de negocio, la inmobiliaria es la que más crece, dado casi triplicó (+183%) su beneficio, hasta lograr 78,9 millones, y también sus ingresos, que sumaron 81,6 millones, un 170% más, por la “recuperación del sector” en España y las referidas ventas de activos.

Estas desiversiones permitieron asimismo a Inmobiliaria Espacio recortar en un 8,3% su deuda, hasta situarla en 449 millones a cierre de junio, “en línea con uno de los principales objetivos estratégicos de la sociedad para 2015″.

NUEVOS NEGOCIOS DE ENERGÍA

De su lado, Villar Mir Energía, la división de renovables, elevó un 36% su facturación, hasta los 339,3 millones, pero redujo un 55% el resultado, hasta 8,3 millones, por la menor producción.

El Grupo avanzó su intención de entrar el mercados complementarios al de la producción de energía, y de desembarcar en Estados Unidos con la actividad de compraventa de energía.

En cuanto a la división de electrometalurgia, se mantuvo como segunda fuente de ingresos de la corporación, después de la constructora cotizada OHL, al generar 612 millones, un 15% más, gracias al “control de costes” y las “buenas condiciones del mercado”. Así, disparó un 58% su beneficio, hasta los 30,6 millones.

Por su parte, el negocio de fertilizantes contrajo un 11% su beneficio, hasta los 13,9 millones, pese a facturar un 5,4% más (540 millones de euros) por la menor contribución de algunas actividades y las paradas “no programadas” en algunas fábricas como la de Palos de la Frontera (Huelva).

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada