El BCE valora la posibilidad de comprar deuda de regiones y ayuntamientos

La nueva sede del BCE detrás de un burdel parcialmente desmantelado en Fráncfort.

La nueva sede del BCE detrás de un burdel parcialmente desmantelado en Fráncfort.

El Banco Central Europeo (BCE) está examinando la posibilidad de comprar bonos municipales emitidos por ciudades o por gobiernos regionales, según indicaron fuentes conocedoras de la posible ampliación del programa de compras de la institución, dotado con más de un billón de euros.

La adquisición de bonos regionales podría formar parte de una serie de medidas que se llevarán a cabo en los próximos meses, aunque una de las fuentes consultadas indicó que había poco tiempo hasta la próxima reunión de diciembre para pensar en un lanzamiento completo, lo que haría más probable su puesta en marcha en marzo de 2016, coincidiendo con el primer aniversario del programa de expansión cuantitativa del BCE.

A pesar del lanzamiento de este programa del BCE, el crecimiento de la economía de la zona euro está siendo modesto y la institución se plantea cómo contribuir a mejorarlo con la inflación estancada.

De este modo, como parte de los preparativos de la próxima reunión de política monetaria del Consejo de Gobierno del BCE, que se celebrará el 3 de diciembre, los funcionarios del BCE estudian si ampliar la lista de la compra de deuda a bonos municipales, emitidos por ciudades como Madrid o París, o estado federales, y cómo hacerlo.

“Existen grandes mercados, como España e Italia. Francia es un mercado bien desarrollado”, indicó una persona a la agencia, cuyos datos apuntan a que los bonos municipales europeos en circulación rondan el medio billón de dólares (467.290 millones de euros).

En este sentido, una fuente consultada indicó que, mientras algunas ciudades presentan riesgos, cuentan con el respaldo de los gobiernos centrales. Los bonos municipales representan un mercado fragmentado en Europa, con emisiones pequeñas, y habitualmente tienen una calificación crediticia inferior a la de los emisores soberanos.

“Algunas ciudades de España o Italia están quebradas, pero una ciudad siempre estará ahí y alguien siempre se hará cargo de pagar la deuda”, indicó una de las personas consultadas en referencia al respaldo de los gobiernos y la capacidad de subir impuestos.

Por su parte, una segunda fuente consultada confirmó que la compra de bonos municipales o regionales ya negociados era una de las opciones estudiadas, sugiriendo al mismo tiempo las limitaciones a las que se enfrenta la entidad.

En este sentido, la agencia señala que la deuda de empresas está muy solicitada y escasea, mientras la compra de acciones se enfrentaría a una fuerte oposición por el riesgo que conlleva.

“Cualquier movimiento encaminado a la compra de deuda municipal beneficiaría particularmente a las regiones alemanas”, apunta la agencia, recordando que estas han vendido miles de millones de euros en bonos y verían abaratados sus costes de financiación en el mercado. Asimismo, Reuters destaca el efecto positivo en mercados como el italiano y el español.

A este respecto, la agencia señala que en las próximas semanas Mario Draghi tratará de lograr el respaldo de una mayoría de miembros del Consejo de Gobierno para adoptar nuevos pasos en su estrategia y sugiere que el Bundesbank podría encontrar más fácil de aceptar la compra de deuda municipal.

Además, la inclusión de este tipo de activos resolvería la escasez de bonos disponibles para la compra por parte del BCE, puesto que en el caso de Alemania muchas emisiones ofrecen rentabilidades por debajo de los umbrales mínimos fijados por el BCE.

“Si el BCE quiere ampliar las compras de bonos, en nuestra opinión, necesita incluir bonos de estados federales”, declaró Hendrik Lodde de DZ Bank. “Ampliar la lista de la compra haría más fácil a Alemania alcanzar el nivel de compras pretendido”, añadió.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada