Disminuye ligeramente la preocupación por el paro, la corrupción y la economía

calleLa preocupación ciudadana por el paro y la corrupción bajó ligeramente en diciembre, aunque siguen siendo los dos primeros problemas de los españoles, mientras que mejora la percepción de la situación económica, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

 

El sondeo, elaborado entre el 1 y el 11 de diciembre, refleja que el paro se mantiene como la primera preocupación de los españoles, al ser citada por un 75,5 de los encuestados, frente al 77 por ciento de la encuesta de noviembre.

 

La corrupción, que en la anterior encuesta había repuntado hasta alcanzar su récord histórico, pierde tres puntos y es mencionada por un 60 por ciento de los españoles.

 

Los ciudadanos son también más optimistas sobre la situación económica, y en un mes han aumentado en seis puntos los que creen que la economía mejorará en un año, y son más que quienes opinan que empeorará.

 

Aumenta sin embargo la percepción negativa sobre los problemas de índole social, mencionados por un 10,8, y por la calidad del empleo, citado por un 4,9 por ciento (8,9 y 2,4 en noviembre).

calleDespués del paro y la corrupción, se sitúa en tercer lugar los problemas de índole económica, señalados por un 24,9 por ciento -25,5 en noviembre- y “los políticos y los partidos”, citados por un 21,8, frente al 23,3 de la anterior encuesta.

 

En quinto lugar, se sitúan los problemas de índole social, seguidos de la sanidad, ámbito en el que también aumenta la preocupación ciudadana, subiendo dos puntos, hasta el 10,6 por ciento.

 

La educación se mantiene prácticamente inalterable, con un 7,5 por ciento, tras la que irrumpen en los primeros puestos en este sondeo la inseguridad ciudadana, mencionada por un 3,4 por ciento de los entrevistados por el CIS.

 

Cierran la lista de los diez principales problemas los “recortes” con un 2,8, y el “Gobierno y los partidos” con un 2,6 por ciento.

 

La Monarquía, que en la anterior encuesta apenas llegaba a unas décimas -0,3 en noviembre-, ha quedado este mes fuera de la representación estadística, con un 0,0 por ciento.

 

Lo que también destaca en el barómetro de diciembre es la mejora de la percepción sobre la situación económica.

 

Si en noviembre un 85,8 de los españoles la calificaban de “mala o muy mala”, ahora es un 82 por ciento, mientras que los que creen que es “buena o muy buena” han pasado del 0,8 al 1,6 en diciembre, y quienes la califican de “regular” aumentan del 13,1 al 16 por ciento.

 

Mirando al futuro, también aumentan los que piensan que la economía estará mejor en un año, que pasan del 16,4 al 22,5 en sólo un mes.

 

Por contra, los que creen que empeorará se reducen del 28,6 al 21,8 por ciento, mientras que los que piensan que todo seguirá igual representan el 44,1 frente al 41,1 por ciento.

 

Esta percepción de la situación económica tiene su reflejo en la opinión de los desempleados.

 

Aumentan ligeramente los parados que ven “muy” probable encontrar un empleo en un año, que pasan del 6,2 al 9,1 por ciento, a costa de los que creen “bastante” probable encontrarlo, que pasan del 26,2 al 23,8 por ciento.

 

Por contra, los que creen “poco o nada” probable tener empleo en doce meses, bajan del 59,4 al 56,8 por ciento.

 

También mejora muy levemente la visión de los españoles sobre la situación política que, sin embargo sigue mayoritariamente muy negativa.

 

Tan sólo un 1,5 la califica de “buena o muy buena” -1,2 en noviembre-, un 12 por ciento la ve “regular” -9,4 hace un mes- y un 84,2 la define como “mala o muy mala”, cifra que en la anterior encuesta era del 87,8 por ciento.

 

A un año vista, la opinión de la españoles no varía demasiado respeto al barómetro de noviembre.

 

Un 15,6 por ciento dice que mejorará, un 42,9 que seguirá igual y un 26,1 que irá a peor.

 

Como todos los meses, el CIS pregunta por la opinión sobre el estado autonómico.

Un grupo de personas pasean por la calle Preciados de Madrid.

Un grupo de personas pasean por la calle Preciados de Madrid.

Los partidarios de que el Estado reconozca a las comunidades autónomas como estados independientes se han reducido en sólo un mes cuatro puntos, al pasar del 12,4 por ciento de noviembre al 8,9 de diciembre.

 

La encuesta realizada un mes después de la consulta del 9 de noviembre, también refleja un pequeño aumento de quienes no quieren que cambie el sistema territorial.

 

Un 32,8 por ciento de los encuestados se muestra a favor de un Estado con comunidades autónomas tal y como está configurado actualmente, porcentaje que en noviembre era del 29,9 por ciento.

 

Por su parte, quienes apuestan por un Estado con un único gobierno central y sin autonomías apenas varía, y pasa del 20,7 en noviembre, al 19,7 en diciembre.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada