Los accionistas de Euskaltel dan el visto bueno a la adquisición de R

Los accionistas del operador vasco de telecomunicaciones Euskaltel han aprobado este jueves, en Junta Extraordinaria, la operación de adquisición de R Cable, así como la autorización al consejo de administración para una ampliación de capital por un importe de 255 millones de cara a poder financiar la compra de la empresa gallega.

La Junta se ha celebrado a partir de las doce del mediodía en la sede de Euskaltel en el Parque Tecnológico de Bizkaia con la participación de 160 accionistas, que representan el 61,4% del capital.

Tras el respaldo de los accionistas, el presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, ha agradecido el apoyo a las propuestas planteadas con las que “se afianza este proyecto de crecimiento y liderazgo a largo plazo”.

El presidente de Euskaltel ha destacado que nace el “grupo de telecomunicones líder del Norte del Estado” y se inician los pasos para hacer “realidad” la integración de “dos empresas líderes en sus respectivos mercados” que, “uniendo fuerzas”, crean “el cuarto operador a nivel total del Estado”.

Erauzkin ha subrayado que ofrecerán sus servicios a un mercado de cinco millones de habitantes, y sirven ya a más de 715.000 clientes residenciales y empresas, con unos ingresos de alrededor de 570 millones y un EBITDA aproximado de 265 millones.

“UN HITO EN LA HISTORIA”

El responsable de Euskaltel ha afirmado que esta operación supone un “hito” en la historia de ambas compañías, además de un “importante sentido estratégico” como “un paso fundamental a la consolidación de los operadores del cable del Norte del Estado español”. Ha añadido que este hecho “dota de mayor fortaleza, eficacia, sinergias compartidas y capacidad de crecimiento al grupo combinado”.

“El nuevo grupo aumenta su tamaño y relevancia en el mercado, a la vez que mantendrá su fortaleza local en sus mercados, en los que goza de un profundo arraigo”, ha indicado.

Erauzkin ha asegurado que Euskaltel y R Cable comparten “múltiples similitudes” tanto a nivel cultural como de estrategia de negocio que garantizan “una exitosa ejecución de un plan de negocio conjunto a futuro”. Además, ha querido incidir en el compromiso de ambas compañías por mantener su “carácter local”, la continuidad de sus respectivas marcas, estructuras locales y equipos de gestión.

El presidente de la empresa vasca ha hecho también un repaso del año vivido por Euskaltel, que ha sido “especial e intenso”, con su salida a Bolsa en julio, la celebración de su 20 aniversario y la adquisición de R Cable.

Tras destacar que es la primera Junta que celebra como sociedad cotizada, ha indicado que se mantiene como “líder” en su mercado y que todos esos hitos se han podido conseguir con la “visión estratégica de futuro” de todo el equipo de Euskaltel, el apoyo de los clientes, de la sociedad y del mercado y el respaldo de todos los accionistas e inversores que “han confíado en el modelo de empresa y de gestión” de Euskaltel. “Y lo hemos hecho manteniendo nuestras señas de identidad” ha agregado.

Erauzkin ha manifestado que Euskaltel es una empresa “fuerte, sólida y líder en su industria”, que “está cumpliendo su propuesta de crecimiento” y “está enfocada a la generación de valor y a procurar rendimientos atractivos a los accionistas”.

Respecto a la evolución de la empresa en 2015, Erauzkin ha destacado que siguen mantenido una evolución de crecimiento, tanto en las áreas de negocio como de resultados, lo que “se traduce una mejora de la rentabilidad”. “Somos líderes y tenemos todo lo que se necesita para seguir creciendo y ganando mercado”, ha añadido.

El presidente de Euskaltel ha señalado que los pasos que han dado “son la base del crecimiento y de la garantía de un futuro próspero para Euskaltel y nuestros clientes”.

“Somos una compañía sólida y estable con vocación de crecimiento y preparada para acometer los proyectos necesarios para cumplir con nuestro gran objetivo, crear valor para nuestros accionistas desde el compromiso ineludible con el cuidado de nuestras personas, creando valor y bienestar en nuestro país”, ha añadido.

ACUERDOS

Los accionistas han autorizado la adquisición de R Cable en los términos previstos por el Consejo. Por lo tanto, la compra se realizará mediante la adquisición de las acciones representativas del 30% del capital de R, propiedad de Abanca, y del 70% de Rede Brigantium (CVC).

Esta aprobación lleva implícita la autorización para la ampliación de la línea de financiación bancaria existente, la contratación de deuda institucional o la emisión de nuevas acciones.

En concreto, el precio definitivo de la operación queda establecido en 1.190 millones, incluyendo 300 millones de deuda de R Cable, que se refinanciará por Euskaltel, y 890 millones de importe neto en efectivo.

Con el objetivo de financiar esta operación, Euskaltel recurrirá a la ampliación de las líneas de financiación bancaria existentes por 600 millones, la contratación de un tramo de deuda institucional de 300 millones y emisión de nuevas acciones (255 millones). La diferencia se cubrirá a través de la caja existente en la sociedad (35 millones).

Precisamente, Euskaltel informó este mismo miércoles de que el tramo de deuda institucional de 300 millones, asegurado por cuatro entidades, fue sindicado “con éxito” entre fondos institucionales nacionales e internacionales.

Según ha explicado Euskaltel, la sindicación de este tramo representa el “último hito” en el proceso de financiación ajena por un total de 900 millones, destinada a financiar la adquisición de R Cable y la refinanciación de su deuda.

AMPLIACIÓN CAPITAL POR 255 MILLONES

En este sentido, la Junta ha aprobado también autorizar al Consejo de Administración a efectuar un aumento de capital por importe de 255 millones para financiar la operación de R.

La aprobación atribuye al Consejo de Administración la facultad de excluir, total o parcialmente, el derecho de suscripción preferente de los accionistas con el límite del 20% del capital.

A efectos de la emisión de las nuevas acciones, Euskaltel ha suscrito un contrato de aseguramiento de la operación con Citigroup Global Markets Limited y UBS Limited por un importe de 255 millones.

Abanca ya ha manifestado a Euskaltel su voluntad de suscribir en esa ampliación de capital un número de acciones por un importe de, al menos, 80.690.000 euros.

Asimismo, ha asumido el compromiso de no transmitir las acciones, al igual que ya hizo Kutxabank, accionista de referencia de Euskaltel, con motivo de la salida a bolsa del operador.

Tras el trámite de este jueves, el cierre definitivo de la operacion está sujeto a su aprobación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Precisamente, fuentes de este organismo han confirmado a Europa Press que el pasado 29 de octubre recibieron la notificación relativa a la operación entre R Cable y Euskaltel, por lo que ya han empezado a contar el plazo para que se pronuncie y que, será de un mes, en una primera fase, y de dos meses en una segunda fase.

Por otra parte, la Junta ha ratificado el nombramiento de Javier Fernández Alonso como consejero dominical, propuesto por Corporación Financiera Alba, accionista de Euskaltel. También se ha dado el visto bueno al nombramiento KPMG Auditores como auditora de las cuentas anuales del grupo y sus sociedades (2015, 2016 y 2017).

Al término de la Junta, el consejo de Administración de Euskaltel ha destacado la “trascendencia estratégica” de esta operación en el

el sector de las telecomunicaciones al constituir “un paso fundamental para la consolidación de los operadores de cable en el norte del Estado”. A su juicio, la operación dotará a la sociedad de “mayor fortaleza, eficacia y capacidad de crecimiento” para competir en “un mercado exigente”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada