El G20 se muestra unido frente al yihadismo y dividido sobre Siria

Presentación de los países participantes en la cumbre del G20 en Antalya y principales temas del encuentro.

Presentación de los países participantes en la cumbre del G20 en Antalya y principales temas del encuentro.

Líderes del G20 condenaron este domingo en Turquía los atentados de París y prometieron incrementar los esfuerzos contra el yihadismo, pese a sus divisiones sobre la guerra en Siria.

Tras llegar a la ciudad de Antalya para la cumbre del G20 que se abre este domingo, el presidente de EEUU, Barack Obama, dijo que van “a redoblar los esfuerzos” con los socios de su país para eliminar al EI y permitir una transición pacífica en Siria.

Obama, que se reunió con el anfitrión de la cita y presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mostró su “solidaridad” con las autoridades francesas, que tratan de “hallar a los autores” de los ataques y “llevarlos ante la justicia”.

La cumbre enviará un mensaje “muy fuerte, muy duro” contra el terrorismo, prometió Erdogan, dos días después de los sangrientos atentados reivindicados por el EI, que dejaron 129 muertos.

El ruso Vladimir Putin y el chino Xi Jinping coincideron también en la necesidad de aunar los esfuerzos de la comunidad internacional frente a la lacra del yihadismo.

A petición de Erdogan, los líderes del G20 observaron un minuto de silencio por las víctimas de los atentados del viernes en París y de Ankara del pasado 10 de octubre, según imágenes retransmitidas en directo por televisión.

Antes de la apertura de la cita, los dirigentes del BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica) condenaron la masacre y renovaron su compromiso de “fortalecer su cooperación” en la lucha antiterrorista.

Las cumbres de los países más ricos del planeta suelen estar dedicadas a asuntos económicos, pero la guerra en Siria y la crisis migratoria en Europa -en parte ligada a ese conflicto-, modificaron la agenda este año.

La masacre en París volvió además todavía más urgente la necesidad de hallar una salida al conflicto sirio, pese a las diferencias entre los occidentales y Rusia.

El futuro de Asad, manzana de la discordia

La cita supone para los presidentes Obama y Putin la primera oportunidad de reunirse desde que Rusia lanzó su campaña aérea hace un mes contra el EI en Siria, pero que según los occidentales persigue sobre todo brindar apoyo al régimen sirio de Bashar Al Asad.

Hasta el momento, sin embargo, ninguna reunión oficial fue anunciada entre ambos. “Las acciones rusas sobre el terreno en Siria deben centrarse más en el EI y no contra (…) la oposición”, reiteró el presidente de la UE, Donald Tusk.

Washington y Moscú lideraron el sábado en Viena una reunión internacional de jefes de la diplomacia que fijó un calendario concreto para la transición política en Siria, donde la guerra ha dejado más de 250.000 muertos.

Pero las divergencias persisten sobre la suerte de Asad. A diferencia de occidentales y árabes, que piden su partida inmediata, Rusia e Irán siguen defendiendo al presidente sirio.

Erdogan se opone además a la campaña aérea rusa en Siria, limítrofe con Turquía, y exige a sus homólogos -hasta ahora sin éxito- crear una zona de seguridad en el norte sirio, libre del EI, para acoger a los refugiados.

‘Política europea de refugiados no debe cambiar’

A Turquía llegaron 2,2 millones de refugiados sirios y la UE quiere convencer a Ankara de que los acoja para atajar la ola de migrantes que trata de alcanzar su territorio.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió contra cualquier tentativa de transformar la política europea de refugiados a raíz de los atentados.

“Quienes perpetraron los atentados son exactamente aquellos de los que huyen los refugiados” y por lo tanto, “no es necesario revisar en su conjunto la política europea en materia de refugiados”, dijo.

Las autoridades griegas indicaron que un pasaporte sirio hallado por la policía francesa en uno de los lugares que atacaron los yihadistas en París pertenecía a un solicitante de asilo que se registró en octubre en una isla griega, adonde llegan decenas de miles de migrantes.

Clima, economía

Dos semanas antes de la conferencia de la COP21 en París, la cita del G20 está llamada además a subrayar la necesidad de llegar a un ambicioso acuerdo contra el cambio climático.

El dossier económico estará marcado por la ralentización de la economía china que inquieta a los mercados y a los países emergentes.

La brasileña Dilma Rousseff y el mexicano Enrique Peña Nieto participan en la cumbre, mientras la presidenta del tercer país latinoamericano miembro del G20, la argentina Cristina Kirchner, permaneció en su país, sumido en la campaña para el balotaje de las presidenciales del 22 de noviembre.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: