El expresidente de Afinsa achaca a “errores terminológicos” documentos que apuntan a irregularidades contables

El expresidente de Afinsa, Juan Antonio Cano Cuevas, achaca a “errores terminológicos” y al desconocimiento de los asesores externos contratados para el área de Control Presupuestario y Seguimiento Estratégico la existencia de documentos en los que se apunta a diversas irregularidades contables en la compañía.

Durante la segunda sesión del juicio oral en la Audiencia Nacional contra la cúpula de la sociedad, el fiscal ha seguido interrogando a Cano Cuevas, que este jueves ya declaró durante más de tres horas negando que se maquillaran las cuentas y asegurando que la compañía era solvente hasta que fue intervenida por el Estado en 2006.

El Ministerio Público le ha enseñado sin embargo diversos documentos internos en los que se reconoce que se han usado los ingresos de los contratos CIT para cubrir Tesorería y se advierte de que se debe reducir la comercialización de estos productos para limitar los compromisos futuros, que pueden “agrandar” los problemas “de extrema gravedad” en el ámbito de la solvencia, en lo que a juicio del fiscal demuestra la existencia de una estructura piramidal.

Sin embargo, el presidente de Afinsa ha explicado que el área de Control Presupuestario, que redactó esos informes, estaba “integrado por consultores” externos que cometían “errores terminológicos o conceptuales” que se fueron corrigiendo con los años. “El aterrizaje les llevó un cierto tiempo”, ha llegado a afirmar, negando así que se utilizaran los ingresos de las ventas para financiar la empresa e insistiendo en que sólo se gestionaban los recursos propios para generar la mayor rentabilidad posible.

Cano Cuevas ha llegado incluso a hablar de la “bisoñez” de estos expertos, cuyas advertencias eran tenidas en cuenta sólo en la medida de la autoridad que la Dirección les otorgaba en ciertas materias que, además, no eran el objeto de su trabajo, que se limitaba a analizar y señalar cómo se podía mejorar la eficiencia de la empresa para conseguir que todas sus unidades, incluidas las deficitarias, fueran rentables por sí mismas. “La empresa siempre actuó con transparencia”, ha añadido.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada