Passos Coelho desaprueba un Gobierno en funciones liderado por él

 El primer ministro en funciones de Portugal, el conservador Pedro Passos Coelho (2ºizda), se reune con el presidente portugués, Anibal Cavaco Silva (centro), en el Palacio de Belem, hoy en Lisboa.

El primer ministro en funciones de Portugal, el conservador Pedro Passos Coelho (2ºizda), se reune con el presidente portugués, Anibal Cavaco Silva (centro), en el Palacio de Belem, hoy en Lisboa.

El primer ministro dimisionario de Portugal, el conservador Pedro Passos Coelho, consideró hoy que “no sería una buena solución” mantenerse líder de un Ejecutivo en funciones como manera de atajar la crisis política del país.

“Sería un mal principio pensar que la solución para una crisis política sería la de dejar un Gobierno que tiene la mayoría absoluta del Parlamento contra sí (…) No sería una buena solución”, dijo en una entrevista al canal luso RTP Passos Coelho, forzado a dimitir el 10 de noviembre en una moción parlamentaria votada por la izquierda.

El jefe de Gobierno en funciones aclaró así su postura antes de que el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, decida si pide que forme gobierno al opositor Partido Socialista (PS), que está apoyado por la izquierda radical, o mantiene a Passos Coelho en un gabinete en funciones hasta que legalmente puedan celebrarse elecciones, en junio del 2016.

Passos Coelho, no obstante, volvió a censurar la maniobra de los socialistas, a los que criticó por derrumbar un Ejecutivo legitimado por los electores el pasado 4 de octubre, cuando el centro-derecha venció los comicios, aunque sin mayoría absoluta.

Ahondó en el mismo mensaje que había expresado hoy después de reunirse con el propio Cavaco Silva: “Quien asume la responsabilidad de derrumbar un Gobierno, tiene que asumir la responsabilidad de presentar una alternativa al presidente de la República”, señaló.

Esa alternativa Passos Coelho calificó de “frágil”, pues, comentó, junta a los moderados del PS con el Bloque de Izquierda (hermanado en la UE con Podemos y Syriza) y el Partido Comunista, fuerzas “radicales”, críticas Europea y anti-OTAN.

Cavaco Silva, que antes de emitir un juicio recabó informaciones en la última semana al conversar con partidos, sindicatos, banqueros y patronales, entre otras entidades, no tiene plazo legal para decidir un Ejecutivo, aunque se espera que lo haga brevemente.

El líder del PS y aspirante a primer ministro, António Costa, ha asegurado que si su partido forma Gobierno Portugal cumplirá con las metas de déficit, al tiempo que irá diluyendo las medidas de austeridad que impuso Passos Coelho (2011-2015) como contrapartidas para el rescate financiero a Portugal.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada