Fagor CNA Group prevé facturar unos 160 millones e incrementar su plantilla en 80 personas en 2016

La planta Fagor CAN Group de Arrasate (Guipúzcoa) prevé cerrar el presente ejercicio con una facturación de cien millones de euros y alcanzar los 160 el próximo año, cuando espera incrementar en 80 personas su plantilla actual, que asciende a 450 empleados entre esta fábrica, la de Bergara y la de Edesa en Basauri.

El director general de Fagor CAN Group, Francisco Martín, ha avanzado estas cifras en el acto que ha tenido lugar en las instalaciones de la empresa en el polígono Garagartza de Arrasate, dedicada a la fabricación de electrodomésticos, con motivo del primer aniversario de su puesta en funcionamiento tras la caída de Fagor Electrodomésticos.

Previamente, la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco, Arantza Tapia, el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, y la alcaldesa de Arrasate, María Ubarretxena, han visitado la planta, acompañados del director industrial de Fagor CAN Group, Josu Isasi.

Martín ha destacado que, aunque se habla de la importancia de que las empresas tengan “carácter global”, también “es muy importante” que se entienda su “identidad local” ya que es “su rasgo diferencial, lo que imprime su carácter”. Además, ha agradecido a las instituciones y trabajadores su “confianza” en este proyecto industrial y ha apuntado que, “aunque queda mucho por hacer”, están “muy satisfechos” de lo logrado en este primer año en funcionamiento.

Además, ha avanzado que Fagor CAN Group prevé cerrar 2015 “con un umbral de cien millones de euros” de facturación y alcanzar el próximo ejercicio “los 160 millones”, aproximadamente. En relación a la plantilla, ha indicado que actualmente suman 450 trabajadores entre las plantas de Arrasate, Geyser en Bergara (Guipúzcoa) y Edesa en Basauri (Vizcaya) y se contempla una ampliación de plantilla “gradual” de “en torno a las 80 personas” durante 2016.

Por otro lado, ha indicado que el traslado de la producción de Basauri a Arrasate está previsto aunque “sin fecha confirmada”, mientras que la de Geyser se llevará a Garagartza “en el primer trimestre del próximo año”.

En cuanto a la producción, ha indicado que, una vez que se ha dado “un arranque normalizado”, Fagor CAN Group se va a centrar en las líneas de trabajo que ya está desarrollando, tanto en sanitario, como en cocción y menaje.

Además, ha apuntado que contemplan una apuesta “notable y muy firme” por el desarrollo internacional del Grupo a través de sus filiales. Cuestionado sobre el traslado de la producción de China a Arrasate, el director general de la compañía ha señalado que una parte ya se ha traído a la planta guipuzcoana y el próximo año se trasladará “un nuevo contingente”, de manera que la planta de Garagartza absorberá la fabricación de unos 22.000 hornos correspondientes a la producción asiática.

Por su parte, la consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha agradecido a Francisco Martin y a Jorge Paladé, presidente de Fagor CAN Group, que “creyeran” en este proyecto industrial. Además, ha señalado que desde el Ejecutivo Vasco dijeron que serían “exigentes” en que se cumplieran las previsiones y “se están cumpliendo”.

Tapia ha destacado que “no hay empresas sin empresarios, pero tampoco sin trabajadores” y por ello ha agradecido a los inversores de Fagor CAN Group la “implicación” con la empresa y todas las personas del municipio de Arrasate. La consejera también ha puesto en valor la apuesta por la “innovación” de esta empresa, y su “responsabilidad social empresarial”.

“MILAGRO”

Olano ha señalado que en este primer aniversario de Fagor CAN Group se asiste a “un milagro” después de dos años del proceso de entrada en concurso de acreedores de Fagor Electrodomésticos y de una crisis que se ha llevado por delante “muchos proyectos industriales”, causando una “desindustrialización” del territorio histórico que “poco a poco se está revertiendo”.

Por otro lado, ha apelado a la “responsabilidad” de los vascos como consumidores con los productos que se producen en Euskadi que “hay que consumir”. En este contexto, ha confesado que aunque ello suponga cierta “tensión” en su matrimonio asume el “compromiso” de comprar una nueva placa de inducción Fagor para su hogar.

Ubarretxena ha subrayado que las empresas son “motor económico y creadoras de empleo” y, por ello, desde las instituciones “hay que apoyarles”, al tiempo que ha señalado que la colaboración público-privada es “fundamental para mantener el estado de bienestar y dar un futuro a nuestros jóvenes”.

Durante esta jornada de aniversario de Fagor CAN Group, familiares de los trabajadores y vecinos de Arrasate han podido conocer la planta y se han organizado diversas actividades como un festival con conciertos esta tarde.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada