Las empresas no financieras ganaron casi un 29% más entre enero y septiembre

Pablo Hernández de Cos

El director general de Economía y Estadística del supervisor, Pablo Hernández de Cos.

El resultado de las empresas no financieras experimentó un incremento del 158% el año pasado, influido sobre todo por los valores atípicos, mientras que entre enero y septiembre de este año se mantiene la evolución positiva, con una mejora de los resultados cercano al 29%, según el informe de la Central de Balances del Banco de España.

El director general de Economía y Estadística del supervisor, Pablo Hernández de Cos, ha explicado este martes en rueda de prensa que el dato de crecimiento del año pasado “no refleja el resultado ordinario de las empresas” ya que los atípicos partían de un nivel “negativo muy inferior” al de 2013, cuando comenzó a experimentarse una “progresiva recuperación, cada vez más intensa”.

Sin embargo, el 29% de incremento de los nueve primeros meses de este año se deriva de la “evolución positiva” tanto del resultado ordinario neto como de los atípicos, que ya están en números negros. “Pese a ello, se está en niveles de beneficios muy bajos y todavía muy alejados de los previos a la crisis”, ha advertido.

Y es que aunque los resultados en proporción al valor añadido bruto “siguen recuperándose” desde las tasas negativas de 2012 y ya tiene “registros positivos bastante elevados” del 13,7%, aún se sitúan “más de seis puntos” por debajo de 2007.

MÁS DEMANDA INTERNA

En cualquier caso, el Banco de España destaca que la recuperación de la actividad en las empresas no financieras se apoya en un “mayor equilibrio” entre una demanda interna “fortalecida” y una actividad exterior “dinámica”, y se beneficia de la “moderación” de los costes laborales y de una política monetaria del Eurosistema “más favorable” para la financiación.

Esto conlleva, cree el supervisor, que la recuperación actual de la economía es “relativamente sólida”. Y es que en los primeros tres trimestres del año las ventas aumentaron un 3,8% en España frente al -0,4% del ejercicio anterior. Por su parte, las exportaciones se han incrementado con mayor intensidad, hasta el 10,1%. Así, el valor añadido de las empresas, que entre enero y septiembre de 2014 avanzó un 1,4%, llegó a la cota del 4,2% en el mismo periodo de este año.

Una “evolución positiva” que destaca más en el ámbito de las pymes que entre las grandes empresas y que es “relativamente generalizada” en todos los sectores, sobre todo en la industria (+24,2%). Las telecomunicaciones, sin embargo, mantuvieron tasas negativas por la “elevada competencia y la contracción de sus márgenes”, mientras que la energía fue el único sector con una evolución más negativa (-3,6%) que un año antes (+1,7%).

Tanto el resultado bruto de explotación como el resultado ordinario neto vuelve a crecer en estos primeros nueve meses del año frente al mismo periodo del pasado ejercicio –algo más entre las pymes que entre las grandes empresas–, lo que “anticipa una evolución más positiva” para 2015 que la que hubo en 2015.

Además, la mejora de la rentabilidad y solvencia de las empresas hace que estén “en mejores condiciones para afrontar nuevos proyectos de inversión y favorece la contratación de trabajadores”, asegura Hernández de Cos, que asegura que sus datos son coherentes con la contabilidad nacional, que refleja una “ligera desaceleración del crecimiento” en el tercer trimestre del año.

MÁS EMPLEO

En relación con las plantillas, el Banco de España asegura que ha habido una “disminución significativa” de las empresas que siguen destruyendo empleo, que han bajado nueve puntos, del 24% al 13%. “La mejoría del empleo está siendo cada vez más intensa y generalizada, y afecta a todas las ramas de producción”, asegura, previendo que el crecimiento del empleo se mantenga en lo que queda de 2015, sobre todo entre las pymes.

En este sentido, el informe constata un aumento “moderado” de los gastos de personal del 2,2% hasta septiembre, en línea con el incremento del 2,4% de todo el ejercicio pasado, frente al descenso del 1,6% experimentado un año antes.

Un dinamismo que se deriva fundamentalmente de las contrataciones, particularmente las temporales (+5% en 2014 y +13,2% entre enero y septiembre) pero también las fijas, que tras el incremento del 0,3% el año pasado vuelven a caer en los tres trimestres de 2015 aunque a tasas “cada vez más reducidas” (-0,4%).

En cuanto a las remuneraciones, Hernández de Cos ha destacado que registraron “crecimientos moderados” en ambos periodos (+1% en 2014 y +0,6% de enero a septiembre), lo que está contribuyendo a la recuperación del mercado de trabajo y al mantenimiento de la productividad.

ENDEUDAMIENTO

Por su parte, tanto los ingresos como los gastos financieros se han reducido tanto en 2014 como en lo que va de este ejercicio, gracias fundamentalmente a los menores costes de financiación de las empresas.

Finalmente, el director general de Economía del Banco de España ha subrayado que “continúa el progresivo desapalancamiento de las empresas” aunque con cierta “ralentización”, algo “razonable” dada la mejora de las condiciones de acceso al crédito. De hecho, en una situación “más boyante” cabe esperar que la reducción de la ratio de endeudamiento se deba más a un crecimiento superior de la actividad.

En cualquier caso, el jefe de la División de Análisis Financieros del Banco de España, Roberto Blanco, ha precisado que en los últimos años se ha producido ya un desapalancamiento “bastante significativo” que ha permitido reducir la brecha de la ratio deuda/PIB con los países de la Eurozona desde el máximo de 37 puntos en 2010 (118%) hasta los actuales nueve puntos (89%).

La Central de Balances del Banco de España recoge información hasta septiembre de 811 empresas que suman un peso del 14% del valor añadido de todo el tejido no financiero, mientras que la estadística de 2014 reúne a 243.000 empresas, con un peso conjunto cercano al 31%.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada