Artistas apoyan Marcha mundial por el Clima para pedir otro modelo desarrollo

Vista del panel que refleja la evolución hoy del principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, que ha sufrido en los primeros minutos de la sesión el descenso más acusado entre las bolsas europeas, del 0,89 %, con lo que ha perdido los 10.200 puntos lastrado por los grandes valores.

Vista del panel que refleja la evolución hoy del principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, que ha sufrido en los primeros minutos de la sesión el descenso más acusado entre las bolsas europeas, del 0,89 %, con lo que ha perdido los 10.200 puntos lastrado por los grandes valores.

La bolsa española ha perdido hoy el 0,68 por ciento en una sesión en la que la subida de la banca ha compensado el retroceso de los mercados internacionales y las “tensiones geopolíticas” -derribo de un cazabombardero ruso en Siria-, de acuerdo con datos del mercado y expertos consultados.

Así, con la prima de riesgo en 112 puntos básicos, el principal indicador de la bolsa nacional, el IBEX 35, cayó 70,2 puntos, el 0,68 por ciento, hasta 10.207,2 puntos. Las pérdidas anuales se elevan al 0,7 por ciento.

En Europa, con el euro 1,066 dólares, Milán perdió el 1,55 por ciento; Fráncfort el 1,43 por ciento; París el 1,41 por ciento; el índice Euro Stoxx 50 el 1,04 por ciento y Londres el 0,45 por ciento.

La tercera jornada consecutiva de pérdidas de la bolsa española (desde mediados de octubre no registraba una racha así) estaba condicionada por la caída de Wall Street en la víspera.

Las dificultades del parqué neoyorquino para superar determinados niveles y diversas noticias relacionadas con los recientes ataques en París y la guerra en Siria servían para que la bolsa española cayera hasta 10.100 puntos poco después de la apertura.

Esto sucedía después de que el mercado neoyorquino cayera el 0,2 por ciento en la víspera, del aviso de alerta terrorista para los viajeros estadounidenses efectuado por el Departamento de Estado y de que Turquía derribara un avión de combate ruso.

La mejora de la confianza empresarial en Alemania (índice IFO) en noviembre contribuyó a cambiar momentáneamente la tendencia bursátil, pero el mercado se hundiría todavía más.

De poco importaba que el PIB alemán creciera el 0,3 por ciento en el tercer trimestre (el español aumentó el 0,8 por ciento) y que el Tesoro español vendiera casi 2.350 millones en letras a tres y nueve meses a un interés negativo.

Un reunión de urgencia de la OTAN y las declaraciones del presidente de Rusia, Vladímir Putin, sobre el derribo del avión llevaron a la bolsa española una hora antes de la apertura de Wall Street a los mínimos de la sesión, alrededor de 10.050 puntos, con una bajada superior al 2 por ciento.

Se conocerían luego los datos estadounidenses (el PIB crecía el 2,1 por ciento en el tercer trimestre y los precios de la vivienda el 0,6 por ciento el mes pasado), aunque la confianza de los consumidores caería.

Sin embargo, el mercado neoyorquino reducía sus pérdidas (al cierre español estaba a punto de pasar a ganancias) y favorecería que el parqué nacional acabara la jornada cerca de los máximos de la sesión y distanciada de las plazas europeas gracias a los bancos.

De los grandes valores, subieron Repsol, el 2,5 por ciento, el mayor avance del IBEX por el alza del crudo Brent a 46,2 dólares por barril a esta hora, en tanto que Banco Santander se revalorizó el 0,33 por ciento.

Cayeron BBVA, el 0,15 por ciento, después de comprar parte del banco británico Atom; Telefónica el 0,3 por ciento; Iberdrola el 0,77 por ciento e Inditex el 2,46 por ciento (el cuarto mayor descenso del IBEX).

La mayor caída del IBX correspondió a la aerolínea IAG, el 3,61 por ciento, mientras que Gamesa cedió el 3,26 por ciento; Aena el 3,05 por ciento, seguida por Inditex y Amadeus, con un descenso del 2,33 por ciento.

Después de Repsol, el primer lugar por ganancias del IBEX fue para Indra con una revalorización del 1,22 por ciento y a continuación se intercalaron en la lista constructoras y bancos, ya que Sacyr subió el 1,21 por ciento; Caixabank el 0,86 por ciento; OHL el 0,78 por ciento y Banco Sabadell el 0,63 por ciento.

En el mercado continuo, donde se negociaron cerca de 4.200 millones de euros, Urbas ocupó el primer puesto por pérdidas con una bajada del 6,67 por ciento y Amper el lugar contrario al subir el 6,77 por ciento.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada