El ratio de capital de la banca española se situó en el 12,2% en junio, por debajo de la media europea

El ratio de capital CET1 de los 14 bancos españoles más significativos se situó a fecha de 30 de junio en el 12,2%, lo que lo sitúa por debajo de la medida del 12,8% registrada por los 105 bancos de 21 países que han participado en el último ejercicio de transparencia elaborado por la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

De esta manera, España ocupa el puesto 15 de los 21 países participantes en el ejercicio ordenados de mayor a menor nivel de capital, por encima de Letonia (10,5%), Austria y Malta (11,2%), Italia (11,5%), Portugal (11,6%) y Reino Unido (11,8%).

Por el contrario, los bancos con mayor nivel de capital CET1 son los de Finlandia, con un ratio a 30 de junio del 18%, seguidos de los de Suecia (17,9%), Eslovenia (17,7%), Luxemburgo (17,2%), Irlanda(16,5%) y Bélgica (16,1%).

En concreto, la mitad de los 14 bancos españoles que han participado en el ejercicio de transparencia han mejorado sus posiciones de solvencia respecto a junio de 2014. En concreto, Banco Santander (12,38%), BBVA (12,32%), Banco Popular (12,34%), Kutxabank (13,95%), Unicaja (11,85%), Ibercaja (11,54%) y BMN (10,22%) han reforzado su capital de calidad (CET1) desde junio del pasado ejercicio.

Por su parte, BFA (matriz de Bankia) y Bankinter han reducido apenas unas centésimas sus ratio de capital de referencia, hasta el 12,92% y el 11,82%, respectivamente. Mientras que el resto de entidades que han reducido estos niveles de capital han sido: la matriz de Caixabank, Criteria Caixa Holding, (11,77%); Liberbank (12,69%), Abanca Holding Hispania (12,74%); Sabadell (11,12%) y Banco de Crédito Social Cooperativo, la cabecera del Grupo Cooperativo Cajamar (10,92%).

Sin embargo, el ratio de capital con plena implantación de Basilea III de los 14 bancos españoles a 30 de junio de 2016 era del 9%, el más de los 21 países participantes y muy por debajo de la media europea del 11,8%.

En comparación con los datos registrados 31 de diciembre de 2014, el ratio de capital CET1 ha mejorado desde el 11,6% al 12,2%, mientras que el ratio de capital con plena implantación de Basilea III ha repuntado desde el 8,9% al 9%.

Por otro lado, el nivel de rentabilidad de la banca española se situaba a fecha de 30 de junio en el 12,8%, muy por encima de la media del 9,1% registrada en Europa. En consecuencia, los bancos españoles son los quintos con mayor nivel rentabilidad tras los de Letonia, Noruega, Malta y Suecia.

Por su parte, el ratio de apalancamiento de las entidades españolas aumentó desde el 5,51% al finales de diciembre hasta el 5,68% a finales de junio, frente a la media europea que era del 4,74% y del 4,88%, respectivamente.

Asimismo, el ratio de morosidad de la banca española, según la definición de la EBA, se situó en junio en el 7,1%, por encima de la media europea del 5,6%, y su valor equivalía al 15,8% del PIB español.

MAYOR RESILIENCIA DE LA BANCA EUROPEA.

El director de Supervisión de la EBA, Piers Haben, explicó que este ejercicio de transparencia demuestra una “mayor resiliencia” del sector bancario europeo, ya los niveles de capital de las 105 entidades más importantes de la región se ha fortalecido.

No obstante, Haben incidió en que los bancos necesitarán seguir haciendo frente a sus niveles de morosidad, que continúan siendo un lastre para su rentabilidad.

De los resultados del ejercicio se desprende que, en general, los bancos han seguido fortaleciendo sus posiciones de capital en los últimos meses, principalmente mediante la captación de capital adicional y reteniendo beneficios.

En opinión de la EBA, esto coloca a las entidades en una mejor posición para incrementar el crédito a la economía real, como demuestra una modesto incremento general de las exposiciones durante 2015.

Asimismo, indica que la calidad de los activos y los niveles de rentabilidad también han mejorado, aunque matiza que se partía de niveles bajos y que sigue siendo “una fuente de preocupación”.

Respecto a la morosidad, que por primera vez publica al establecer una definición armonizada de la misma, la EBA remarca que es cercana al 6% de todos los créditos y va en aumento en la UE, aunque existen “sustanciales diferencias” entre países y bancos.

Por otro lado, agrega que la rentabilidad de los bancos ha mejorado en 2015, aunque sigue siendo débil en comparación con datos históricos y con el coste estimado de capital. Además, añade que la inversión en deuda soberana de las entidades sigue siendo “relevante”, pero se reduce de forma gradual.

“La amplitud de los datos individuales de cada entidad y la calidad de las herramientas interactivas disponibles son un testimonio de los esfuerzos de la EBA para aumentar la transparencia, fomentar la disciplina de mercad y reforzar la confianza de los inversores”, concluyó Haben.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada