El PE da luz verde al presupuesto de la UE de 2016 e incide en la crisis migratoria

 El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, hoy, en Estrasburgo (Francia).

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, hoy, en Estrasburgo (Francia).

El Parlamento Europeo (PE) dio hoy la luz verde final al presupuesto de la Unión Europea (UE) para 2016, que pone el acento en la gestión de la crisis migratoria.

Los eurodiputados han dado su respaldo con 516 votos a favor, 179 en contra y 8 abstenciones a las cuentas pactadas el 14 de noviembre con los Estados miembros reunidos en el Consejo de la UE, que dieron su visto bueno formal al presupuesto este martes.

El presupuesto incluye 155.004 millones de euros en compromisos (importe máximo de pagos futuros a los que se puede comprometer la UE), lo que deja un margen de 2.300 millones de euros hasta el techo de gasto establecido por el presupuesto plurianual 2014-2020 para cada ejercicio fiscal.

Ello permite a la UE reaccionar a gastos imprevistos, como los que surgen en situaciones de crisis.

Las cuentas de la UE también prevén 143.885 millones en pagos (gastos efectivos) para el próximo ejercicio, lo que supone un aumento del 1,8 % con respecto al presupuesto comunitario de 2015, teniendo en cuenta las ocho enmiendas al presupuesto realizadas.

Las cuentas disponen de más de 4.000 millones de euros en compromisos para ayudar a los Estados miembros y países terceros a hacer frente a la crisis de refugiados, según informó ayer el Consejo de la UE.

También suponen un incremento de los recursos para la lucha contra el crimen y la protección contra atentados terroristas.

El PE destacó que durante sus negociaciones con los países y la Comisión Europea para acordar el presupuesto “se aseguró de que se destinarán los máximos fondos posibles a migración y refugiados, Pymes, estudiantes y el programa de investigación Horizonte 2020″.

En una votación separada, sobre la modificación del presupuesto de 2015, el pleno pidió a los Estados miembros que dediquen los 2.300 millones de euros de ingresos extra -derivados de multas en el ámbito de la competencia y aranceles aduaneros- a la cuestión migratoria.

En concreto, solicitan “cubrir el montante pendiente comprometido para los fondos fiduciarios para África y Siria, que deben servir para afrontar las causas de origen de la migración, el primero, y asistir a los refugiados y migrantes en Siria y países vecinos, el segundo”, según el PE.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada