El Ibex cae un 0,2%, hasta los 10.227 puntos, lastrado por Abengoa y su banca acreedora

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este miércoles con un recorte del 0,2%, lo que ha llevado al selectivo a situarse por debajo de la cota psicológica de los 10.300 enteros (10.227,3) lastrado por Abengoa, que se ha desplomado un 53,8%, y por su banca acreedora.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 109,92 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,57%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0612 dólares.

Abengoa ha liderado las caídas al hundirse un 53,84%, hasta los 0,42 euros después de anunciar su intención de solicitar preconcurso de acreedores una vez que Gestamp ha tomado la decisión de no entrar en su capital al no llegar a un acuerdo con la banca acreedora.

Esta circunstancia ha llevado a Popular (-2,5%), Caixabank (-2,24%), Santander (-2%), Sabadell (-1,88%) y Bankia (-1,5%) a registrar fuertes pérdidas. Con los mercados ya cerrados, el comité asesor del Ibex ha dado a conocer la exclusión del valor del selectivo grupo de los 35, una decisión que se hará efectiva el próximo 27 de noviembre.

Pese a los retrocesos de la banca, Acerinox (-3,11%) y ArcelorMittal (-2,8%) han ocupado, junto a Abengoa, los tres primeros puestos del ranking de caídas.

La otra cara de la moneda la han mostrado Inditex, que ha avanzado un 2,7%, Gamesa (+2,5%), Enagás (+2,4%), Gas Natural (+2,3%) y Grifols (+1,8%).

Salvo Santander y Repsol (-0,56%), que no han conseguido aguantar el tipo, el resto de los ‘blue chips’ se han anotado subidas que han oscilado entre el 2,7% de Inditex y el 0,74% de Telefónica. Iberdrola se ha revalorizado un 1,2%, Endesa un 0,88% y BBVA ha cerrado prácticamente plano.

Con este contexto, el Ibex se ha desmarcado de las principales bolsa del Viejo Continente, mucho más optimistas en la sesión de este miércoles: Francfort ha subido un 2,12%, parís un 1,57% y Londres un 0,98%.

El estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón ha explicado que las subidas que se han registrado en las principales plazas europeas tras las caídas de ayer –derivadas del derribo del caza ruso por parte de Turquía– demuestran que “la duración del pánico en los mercados por asuntos relacionados con el terrorismo o las tensiones bélicas está siendo muy efímera”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada