Abengoa se dirige hacia la suspensión de pagos

El exministro español de Industria, Miguel Sebastián, visita junto al expresidente de Abengoa Felipe Benjumea la central de energía solar térmica de Sanlúcar la Mayor, cerca de Sevilla, España, el 15 de junio de 2010.

El exministro español de Industria, Miguel Sebastián, visita junto al expresidente de Abengoa Felipe Benjumea la central de energía solar térmica de Sanlúcar la Mayor, cerca de Sevilla, España, el 15 de junio de 2010.

La empresa de energías renovables española Abengoa anunció este miércoles que se dirige hacia la suspensión de pagos, tras la ruptura de un acuerdo con una compañía del grupo Gestamp, que iba a inyectarle dinero para reducir su deuda.

Gonvarri, filial de la compañía de componentes de automóviles vasca Gestamp, ha dado “por terminado el acuerdo de base” que preveía la toma del 28% del capital de Abengoa y la aportación de 350 millones de euros, lo que le habría convertido en su primer accionista, según un comunicado.

Si la compañía se declarara en quiebra, se trataría de una de la mayores registradas en España. La última gran quiebra se oficializó en marzo pasado y afectó al promotor inmobiliario Martinsa-Fadesa.

Abengoa empleaba a cerca de 22.200 personas en todo el mundo a finales de diciembre de 2014, cerca de 6.900 de ellas en España, 4.600 en Brasil y 3.900 en Perú, según su página web oficial.

Gestamp considera que no se han cumplido los prerrequisitos de este acuerdo, que preveían un apoyo financiero importante por parte de los acreedores, según este comunicado.

Abengoa “continuará el proceso de negociación con sus entidades acreedoras con la finalidad de alcanzar un acuerdo que garantice la viabilidad financiera” de la compañía, en el marco del concurso de acreedores que va a solicitar “a la mayor brevedad”.

La empresa dispone de cuatro meses para buscar una solución con sus acreedores, explicó un portavoz.

Si fracasa en este intento podría verse abocada a una quiebra.

Su cotización se hundió en la Bolsa de Madrid, tras haber estado suspendida hasta el mediodía. Cerró la sesión con una caída del 53,85% (a 0,42 euros), en un mercado en alza del 0,20%.

“La noticia es muy negativa”, comentó Iván San Félix Carbajo, analista de Renta 4, ya que “la entrada de Gonvarri (en el capital) era la principal baza para que Abengoa se salvara de la situación crítica en la que se encuentra”.

La Bolsa de Madrid ha decidido excluirla provisionalmente, a partir del cierre de la sesión del 26 de noviembre, del selectivo índice Ibex-35, que se quedará con 34 valores

La ruptura complica los proyectos de Abengoa que quería realizar una aumento de capital de 650 millones de euros, que debía ser suscrito en parte por sus acreedores.

Los bancos HSBC, Banco Santander y Crédit Agricole se habían comprometido a suscribir la mayor parte de esta ampliación de capital, junto a la familia fundadora Benjumea y el fondo estadounidense Wadell&Reed.

La empresa sevillana, con una deuda de 6.500 millones de euros a finales de junio, está en dificultades desde hace más de un año y esperaba reducir así su deuda.

La agencia de calificación crediticia Fitch también rebajó este miércoles la nota de la compañía dos escalones de “B” a “CC”, que implica alto riesgo de impago o una situación cerca de la insolvencia.

Fitch ha tomado esta decisión tras el “inesperado” anuncio de Abengoa y al considerar que no podrá sacar adelante esa ampliación de capital de 650 millones de euros.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada