Funcas pide a la banca reflexionar sobre la viabilidad de una extensa red de pequeñas oficinas

Funcas cree que la banca española debe reflexionar sobre la viabilidad futura del actual modelo minorista de las entidades, puesto que se basa en una extensa red de oficinas de tamaño “excesivamente” reducido en comparación con el resto de países europeos, más aún ante la dificultad de aumentar la rentabilidad en un entorno de bajos tipos de interés.

La banca supera la crisis a medida que reactiva el crédito a nuevas operaciones y mejora los márgenes, pero las vulnerabilidades por la rentabilidad y las exigencias regulatorias exigen a los bancos seguir ganando eficiencia y plantear nuevos modelos de negocio, explica Funcas en un artículo de Joaquín Maudos publicado en el último número de ‘Cuadernos de Información Económica’.

Como estrategia para reducir los costes, la fundación de cajas de ahorro defiende el avance hacia la banca digital, en el que se están volcando las grandes entidades, como BBVA. Eso sí, advierte de que los beneficios no se materializarán en el corto plazo. En cualquier caso, aboga por que sigan ganando peso otras vías de acceso a los servicios bancarios distintas a la oficina tradicional.

Para reforzar su tesis, Maudos recuerda que España continúa situándose a la cabeza del ranking europeo en términos de densidad de red y a la cola en términos de tamaño medio de una sucursal bancaria. Ante la expectativa de que el precio del dinero se mantendrá en niveles históricamente bajos en la zona euro, Funcas insiste en la necesidad de reducir costes en el sector financiero español.

La crisis derivó en una intensa corrección del exceso de capacidad instalada, con una reducción de oficinas y de empleados, sobre todo en las antiguas cajas de ahorro. Ahora bien, Maudos avisa de que los costes por unidad de activo han aumentado desde 2012.

NUEVA OLA DE FUSIONES.

Dentro de esta estrategia para racionalizar costes, la fundación respalda la opinión del Banco de España de la necesidad de alentar nuevos procesos de fusión entre entidades financieras en España como medio para aprovechar economías de escala. Y todo después de que la crisis haya exigido a la banca un saneamiento equivalente al 27% del PIB y haya reducido el mapa bancario de 45 a 15 entidades.

Como reto adicional al que se enfrentará la banca española en el futuro, el economista de Funcas señala el cambio en la estructura de ingresos. Durante el ‘boom’ crediticio y de márgenes elevados, los ingresos netos por intereses llegaron a aportar el 64% del total.

‘CARRY TRADE’ COMO VÁLVULA DE ESCAPE.

Así pues, certifica que la caída del crédito y de márgenes ha motivado que la banca haya utilizado los resultados por operaciones financieras como “válvula de escape”, habida cuenta de que llegaron a suponer el 18% de los ingresos netos en 2013. Desde Funcas señalan que a ello ha contribuido el ‘carry trade’ de la financiación del BCE destinada a la compra de deuda pública y las plusvalías obtenidas con la caída de tipos.

“La banca se enfrenta al reto de mantener sus ingresos en un entorno en el que no se podrán repetir de nuevos esas plusvalías por la fuerte caída de la rentabilidad de la deuda pública y el mantenimiento de tipo en niveles reducidos”, explica.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada