El 60% de los mayores recomienda a sus hijos que ahorren para complementar la jubilación

El 60% de los jubilados y de los que están cerca de serlo recomienda a sus hijos que ahorren para complementar la jubilación, según el ‘estudio social sobre la jubilación: expectativas y experiencias’ que han presentado este martes la Fundación Mapfre y el organismo de investigación cooperativa entre entidades aseguradoras y fondos de pensiones (ICEA).

Así pues, la situación económica de los hijos es la principal preocupación de este sector de la población debido a la difícil situación actual del mercado de trabajo.

“Entre las mayores preocupaciones, la salud ocupa un lugar primordial, aunque también es verdad que aparece la situación económica de los hijos como un motivo de preocupación muy importante, pero en mi opinión obedece a una situación coyuntural, es consecuencia de la crisis económica y de las incertidumbres que existen actualmente en la sociedad”, ha explicado el director de suscripción y gestión de Mapfre Vida, Gerardo Pérez Otaola.

Además de animarles a ahorrar y a ser previsores, el 38% considera importante que consigan un trabajo estable y que desarrollen una buena carrera y el 27% opina que contratar un plan de pensiones o un producto financiero les ayudará a complementar su jubilación.

Por su parte, Otaola ha manifestado que en un contexto de aspectos económicos, cuando vio los resultados del estudio tuvo la sensación de que la población está ante “la descripción de la jubilación que no vamos a tener los actuales trabajadores”.

A su vez, ha subrayado como motivos que dan lugar a esta percepción la previsible insuficiencia de la dotación de prestaciones públicas futuras y el bajo nivel de ahorro a largo plazo que existe en España y, en particular, la escasa previsión social complementaria de los trabajadores españoles.

Por tanto, Otaola ha propuesto como “líneas de actuación” para los próximos años establecer un adecuado sistema de incentivos para el ahorro a largo plazo y facilitar a los trabajadores activos una información clara y abundante sobre la cuantía que van a recibir cuando accedan a la jubilación, tanto públicas como de productos contratados en el sector privado.

Además, ha considerado fundamental lograr la difusión y consolidación de unos adecuados niveles de cultura e información financiera y de ahorro en la sociedad española.

En relación al anuncio por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre que los contratos indefinidos no pagarán Seguridad Social durante cuatro años, Otaola ha considerado que “entra dentro de la campaña electoral” y se produce un posicionamiento que “va más allá de la lógica económica y de la planificación a largo plazo”.

“Son medidas que generan titulares y cuyos efectos económicos no están diseñados desde la óptica, en mi opinión, de la racionalidad económica a largo plazo”, ha añadido director de suscripción y gestión de Mapfre Vida.

EL 55% DE LOS JUBILADOS ESTÁN VIVIENDO ESTA ETAPA COMO LA ESPERABAN

El estudio destaca que el 55% de los jubilados consideran que esta etapa está siendo como la esperaban, frente a un 25% que la consideran mejor y un 20% que la consideran peor.

A su vez, los que están conformes o más que conformes con su situación piensan que su jubilación es un “privilegio” con respecto a la que tendrán sus hijos y creen que siguen siendo “útiles para la sociedad” aunque en ocasiones sientan que tienen cierta “invisibilidad”.

La situación económica y la salud son los dos factores principales que reconocen como palancas de bienestar futuro y a su juicio tiene una gran incidencia a la hora de permitirles disfrutar mejor esta etapa y vivirla sin preocupaciones.

EL 55% CONSIDERA QUE SUS POSIBILIDADES DE AHORRO HAN SIDO BAJAS

El 55% de los encuestados considera que sus posibilidades de ahorro han sido bajas y solo el 13% señala que ha podido ahorrar con facilidad, lo que determina un nivel de previsión en el que un 39% de los jubilados y un 36% de los mayores activos no han contratado productos específicos para la jubilación y confían en recibir sus ingresos de la pensión de la Seguridad Social.

En este sentido, la contratación de un seguro a largo plazo o de un plan de pensiones es más frecuente entre las personas activas, un 34%, que entre los jubilados, un 30%.

Asimismo, el 70% de los jubilados que contrataron un producto de este tipo se muestran satisfechos de haber tomado esa decisión.

EL 70% DE LOS MAYORES ACTIVOS NO SABEN QUE PENSIÓN COBRARÁN

El 70% de los ciudadanos de entre 50 y 64 años no ha realizado nunca una consulta sobre la cuantía de su pensión para cuando se jubile.

En cuanto al destino de sus ahorros, el 30% de los mayores activos tiene previsto destinarlos a completar la pensión de jubilación, mientras que el 28% cree que no tendrá necesidad de utilizarlos a no ser que se de una situación inesperada.

En el caso de los jubilados, el 35% no gasta sus ahorros por si les surgen necesidades, frente al 21% que piensa destinarlos a complementar la pensión y a hacer frente a gastos más cotidianos.

LA “CUARTA EDAD”

La “cuarta edad”, formada por personas mayores de 80 años, identifica esta etapa como la de la dependencia y una de las principales preocupaciones de este sector de la población es la posibilidad de ser una carga para los hijos.

Así pues, el 70% espera poder contar con una solución distinta a la de depender de sus hijos, mientras que el 29% de los jubilados y el 35% de los mayores activos señalan que tiene pensada alguna solución para afrontar económicamente esta etapa.

No obstante, existe una opinión generalizada, el 80% de los jubilados y el 75% de los activos, de que la contratación de productos o servicios para hacer frente a esta situación de dependencia va a ser cada vez más necesaria.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada