El grupo español Abengoa despedirá hasta 5.000 trabajadores en Brasil

Torres de energía solar en la planta de Abengoa en Sanlucar La Mayor, Sevilla.

Torres de energía solar en la planta de Abengoa en Sanlucar La Mayor, Sevilla.

La firma de ingeniería española Abengoa, que ya suprimió 2.000 empleos en Brasil, despedirá a otros 3.000 trabajadores por la grave crisis financiera que atraviesa, dijo este miércoles el sindicato Sintepav del estado nordeste de Bahía, que representa a los empleados ya despedidos.

“Despidió a 1.500 empleados recientemente y ya había echado a otros 500 en Bahía. En Brasil van a ser unos 5.000 despidos”, dijo a la AFP Emerson Gomes, director financiero de Sintepav, entidad que agrupa a trabajadores de la construcción. “Fue un despido en masa, repentino, y por eso el sindicato hizo una denuncia ante el Ministerio de Trabajo de Brasil. Debería haber un acuerdo colectivo para disminuir el impacto negativo causado por los despidos”, añadió.

Abengoa, cuyo fuerte es el desarrollo de sistemas de energías renovables, está al borde de una suspensión de pagos en España y decidió paralizar todas sus operaciones en Brasil, donde construye líneas de transmisión, como la que levantaban los 2.000 trabajadores despedidos en Bahía.

Sintepav pretende que, en caso de que la obra se reanude, Abengoa dé prioridad a los obreros despedidos y se comprometa a dar un auxilio financiero temporal, además de cursos de capacitación para facilitar su reinserción laboral. En caso de no conseguirse un acuerdo voluntario, el ministerio podría iniciar una acción ante la justicia laboral para definir si ese reclamo es aplicable.

Abengoa comenzó a pagar las indemnizaciones el martes, informó el sindicato. La semana pasada el futuro del grupo español quedó envuelto en la incertidumbre después de que la compañía de componentes Gestamp diera marcha atrás con su intención de aportar 350 millones de euros al grupo sevillano a cambio de un 28% de su capital.

Poco después el gobierno español rechazó la idea de hacer un rescate público del grupo, que tiene 28.700 empleados -más de 13.000 en Latinoamérica- y arrastra una deuda de 6.280 millones de euros. “La empresa tiene que reducir sus costos durante cuatro meses y tiene la previsión de que las obras sean retomadas en marzo del próximo año, pero eso depende de si la empresa se recupera y tenemos la preocupación acerca de si podrá hacerlo, o no”, dijo Gomes.

Abengoa en Brasil no respondió las llamadas telefónicas ni los correos electrónicos de la AFP para conocer la posición de la compañía.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada