La UE propone nuevas oportunidades de negocio que impulsen al sector aéreo

 La comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc (dcha), y el vicepresidente de la Comisión Europea para la Unión Energética, Maros Sefcovic, dan una rueda de prensa para presentar una nueva estrategia para el sector de la aviación en la sede de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica) hoy, 7 de diciembre de 2015.

La comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc (dcha), y el vicepresidente de la Comisión Europea para la Unión Energética, Maros Sefcovic, dan una rueda de prensa para presentar una nueva estrategia para el sector de la aviación en la sede de la Comisión Europea en Bruselas (Bélgica) hoy, 7 de diciembre de 2015.

La Comisión Europea (CE) presentó hoy una nueva estrategia para el sector de la aviación con la que pretende hacerlo más competitivo y que contribuya a impulsar la economía de la Unión Europea (UE), su base industrial y su liderazgo mundial por medio de acuerdos bilaterales y nuevas oportunidades de negocio.

“Ciudadanos, empresas, medioambiente, todos se beneficiarán de la estrategia”, que pretende impulsar “vuelos más seguros, más cortos, más claros y más baratos, más opciones y más destinos, reducir la carga de seguridad en las conexiones”, dijo la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, en una rueda de prensa.

La iniciativa comunitaria consiste en una comunicación (documento no legislativo), una propuesta para revisar las normas de seguridad aérea de 2008 y peticiones para negociar pactos con países terceros.

La CE propone cuatro líneas prioritarias de acción, empezando por situar a la Unión como un actor líder en la aviación garantizando la igualdad de oportunidades en el plano internacional.

La idea es que la UE esté más presente en mercados en crecimiento a través de nuevos acuerdos externos con países y regiones del mundo, lo que “dará nuevas oportunidades a las empresas europeas y garantizará condiciones de mercado justas y transparentes basadas en un marco regulador claro”.

Bulc se refirió a que las existentes guías comunitarias sobre propiedad y control de las aerolíneas (que entre otras cosas establecen que las compañías extranjeras no pueden poseer más del 49 % de una aerolínea europea) se tendrán en cuenta a la hora de negociar esos acuerdos, aunque éstos serán una “oportunidad única para sentar las reglas entre dos socios iguales”.

“Esperamos que a través de la reciprocidad y una cláusula de competencia leal, negociemos buenos términos” y “condiciones todavía mejores”, comentó.

Preguntada por las quejas de algunas aerolíneas europeas por los supuestos subsidios que reciben de sus gobiernos las compañías del Golfo, Bulc se mostró cautelosa y pidió “no generalizar”.

“Exactamente por eso proponemos acuerdos integrales bilaterales en los que se garantice una competencia justa”, apuntó.

La UE ya ha concluido sendos acuerdos integrales bilaterales con Estados Unidos y Canadá y está finalizando uno con Brasil.

En segundo lugar, la CE propone reducir la fragmentación del mercado europeo -que cuesta 5.000 millones anuales y 50 millones de toneladas de CO2- para planificar conjuntamente la futura demanda y evitar la congestión y las restricciones de conexiones, que según sus cálculos podrían hacer perder 818.000 empleos para 2035.

Por ello insta a concluir el proyecto del “cielo único” europeo, optimizar el uso de los aeropuertos más concurridos e identificar las faltas en conectividad tanto dentro como fuera de la UE.

En tercer lugar, la CE ve “crucial” mantener los altos estándares europeos de seguridad, ambientales, sociales y de derechos de los pasajeros, para lo que actualizar las reglas para tener en cuenta el crecimiento del tráfico aéreo.

También buscará reducir la carga de controles de seguridad y sus costes mediante la utilización de nueva tecnología, reforzar las condiciones de empleo en el sector e impulsar medidas globales para ser neutral en lo que se refiere a carbono para 2020.

El cuarto y último punto es realizar progresos en innovación, tecnología digital e inversiones, lo que incluye “desatar todo el potencial de los drones” (aviones no tripulados) por medio de un marco legal que dé certeza y responda a preocupaciones sobre privacidad y protección de datos, seguridad y medioambiente.

La UE planea invertir 430 millones al año hasta 2020 en el proyecto SESAR para coordinar la investigación y el desarrollo de nuevas actividades sobre gestión del tráfico aéreo en la Unión, cuyas soluciones permitirían crear más de 300.000 nuevos empleos.

La aviación emplea en la UE a cerca de dos millones de personas y está valorada en 110.000 millones de euro, y el tráfico aéreo alcanzará 14,4 millones de vuelos en 2035, el 50 % más que en 2012.

La patronal europea, BusinessEurope, celebró lo “oportuno” de la iniciativa e insistió en una coordinación más eficaz del espacio aéreo, la necesidad de crear igualdad de condiciones, mejorar el acceso a mercados en auge y fomentar las inversiones.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada