BBVA afirma que el PIB podría crecer un 0,8% en el cuarto trimestre, lo mismo que en el tercero

El Servicio de Estudios del BBVA (BBVA Research) ha asegurado que el PIB podría crecer un 0,8% en el cuarto trimestre del año, la misma cifra que en el trimestre anterior, de lo que se deduce que el crecimiento se está estabilizando en la recta final de año.

Según la entidad, el crecimiento continúa siendo “sólido” y se apoya en elementos tanto externos como internos, como los precios del petróleo, la mejora de la demanda europea y la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que propicia un contexto favorable de tipo de cambio del euro, tipos de interés y liquidez.

A nivel interno, BBVA asegura que la demanda se apoya no sólo en elementos transitorios, sino también en aspectos estructurales que seguirán fomentando el crecimiento en el medio plazo, como las repercusiones del mercado laboral y los cambios que han tenido lugar en la estructura productiva como, por ejemplo, la reorientación de la inversión hacia los componentes de equipo y maquinaria o la de la producción hacia la demanda externa.

Así, la entidad asegura que los datos de coyuntura más recientes, junto con los cambios en el entorno exterior y la política económica permiten mantener la valoración sobre la actividad y el empleo contemplada en el escenario central de BBVA Research, si bien ha aumentado la probabilidad de escenarios “ligeramente más positivos” para la economía española (3,2% en 2015 y 2,7% en 2016).

BBVA repasa los datos del tercer trimestre y asegura que de cara al cierre del año la información disponible sugiere que la composición del crecimiento podría consolidar las tendencias observadas entre julio y septiembre.

En lo que respecta a la demanda externa, las variables de gasto y de expectativas indican que las exportaciones continúan creciendo, aunque a un ritmo menor que en los primeros nueve meses del año. Por el lado de la demanda doméstica, los indicadores parciales confirman que el consumo de los hogares probablemente sigue liderando la recuperación, con tasas de crecimiento entre el 0,8% y el 1%.

Por su parte, la evolución de la confianza industrial, de los PMI de manufacturas y de la producción industrial adelanta una nueva desaceleración del crecimiento de la inversión en maquinaria y equipo, frente a una continuidad en la recuperación de la inversión residencial.

Por otro lado, el BBVA asegura que el ajuste fiscal sigue recayendo en la recuperación cíclica, tanto de los ingresos como del gasto en prestaciones por desempleo. Además, asegura que los datos disponibles de ejecución presupuestaria señalan que, pese al buen desempeño de la administración central, el ritmo de ajuste parece “insuficiente” para compensar el deterioro de la Seguridad Social y la desviación de las CC.AA.

ACELERACIÓN DEL EMPLEO A FINAL DE AÑO

En cuanto al empleo, las estimaciones del banco apuntan a que el número de afiliados a la Seguridad creció en torno a 60.000 personas en noviembre. De esta forma, si la tendencia positiva se consolida en diciembre, el número de afiliaciones podría aumentar el 0,7% en el cuarto trimestre, lo que implicaría una aceleración “significativa” tras el menor crecimiento observado en los meses centrales del año.

Igualmente, el ritmo de caída del desempleo registrado se aceleró en 20.000 personas en el undécimo mes del año y puede dar lugar a una reducción del paro similar a la del trimestre anterior a final de año si se mantiene la tendencia en diciembre.

MENORES CAÍDAS DE PRECIOS

Los precios, por su parte, atenuaron su caída en noviembre por la reducción de la presión a la baja en el coste de la energía respecto a la observada un año atrás. Según las estimaciones de BBVA Research, la inflación subyacente podría haberse acelerado una décima más en noviembre.

En cualquier caso, la mejora gradual de la inflación tendencial en la economía sigue produciéndose en un entorno de recuperación de la competitividad-precio, en el que el diferencial de inflación respecto a la zona euro se mantiene favorable a España. Así, las medidas de inflación tendencial muestran repuntes en los precios que se acercan al 0,8% en Europa y el 0,4% en España.

Finalmente, BBVA recuerda que la economía española amplió su capacidad de financiación en el tercer trimestre y espera que la economía siga exhibiendo capacidad de financiación respecto al resto del mundo, dado su ajuste estructural, el crecimiento de las exportaciones, los bajos tipos de interés y el abaratamiento acumulado del petróleo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada