Slim refinancia la deuda de Realia aportando sus empresas como garantía

Realia, la inmobiliaria controlada por Carlos Slim, ha acordado la refinanciación de 804,64 millones de euros de deuda que mantenía con tres fondos y que constituye el grueso (el 75%) del pasivo total de 1.069 millones que actualmente tiene la compañía.

El empresario mexicano ha aportado garantías corporativas de su empresa Inmobiliaria Carso para asegurar todo el proceso de refinanciación con los tres fondos acreedores, Goldmand Sachs, Fortress y Puffin Real Estate.

En virtud del acuerdo con estas entidades, Realia ha logrado una quita del 9% en el saldo de la deuda, que se reduce hasta 732,22 millones, y se ha comprometido a pagarla en cuatro plazos que concluyen en mayo de 2016.

El primero de estos cuatro pagos tuvo lugar este mismo viernes, cuando Realia liquidó 365,18 millones de deuda, con lo que logró así amortizar la mitad del importe total refinanciado.

Los otros tres plazos de pago de los 367 millones de euros restantes de pasivo se han fijado para el 29 de enero de 2016, cuando la empresa deberá abonar 88,96 millones de euros; para el 29 de febrero (94,14 millones) y para el 30 de mayo (183,90 millones).

De esta forma, Realia se ha comprometido a acabar de liquidar esta deuda un mes antes respecto al plazo de amortización inicialmente fijado para junio de 2016.

Para pagar el segundo de estos plazos, el de enero de 2016, la inmobiliaria acaba de lanzar una ampliación de capital por el mismo importe del pago previsto para esa fecha, esto es de 88,96 millones de euros.

Slim, además de garantizar toda la refinanciación, ya se ha comprometido a suscribir la parte de esta ampliación que le corresponde en función de la participación del 25,1% que tiene en el capital de la inmobiliaria, con lo que inyectará en la empresa unos 22 millones de euros.

De su lado, FCC, grupo constructor del que el mexicano es también primer accionista, también suscribirá su parte de la ampliación en función del porcentaje del 36,8% que tiene en Realia, con lo que aportará 32,7 millones, según indicaron a Europa Press en fuentes del mercado.

BUSCA FINANCIACIÓN PARA PRÓXIMOS PAGOS.

No obstante, Realia reconoce que “actualmente no cuenta con los fondos suficientes” para atender otros dos pagos, que suman 278 millones de euros.

Por ello, la compañía prevé buscar financiación bancaria o bien realizar nuevas ampliaciones de capital para levantar fondos, según indica en el folleto explicativo de la ampliación de capital ya lanzada, registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El acuerdo de refinanciación se enmarca en el objetivo estratégico de sanear Realia y garantizar su viabilidad que Carlos Slim se marcó cuando este verano se hizo con el control de la inmobiliaria a través de una OPA. El empresario pretende que la compañía “desarrolle plenamente las oportunidades que tiene a su alcance como empresa referente del sector”.

Su compromiso con la inmobiliaria le ha llevado a aportar garantías corporativas de su empresa Inmobiliaria Carso para asegurar la refinanciación.

Así, ha aportado garantía de que Realia cumplirá con los cuatro plazos de pago y además para cumplir un eventual concurso de acreedores, cumpliendo así con una de las condiciones suspensivas a las que se ha vinculado el acuerdo.

Carlos Slim refinancia Realia y da un paso más en su reforzamiento financiero apenas cinco meses después de hacerse con su control a través de una OPA y de nombrar a Gerardo Kuri nuevo consejero delegado, y tras concluir en octubre la reestructuración de cúpula directiva, con el nombramiento de Juan Rodríguez Torres como nuevo presidente no ejecutivo.

Realia es una de las primeras firmas patrimonialistas del país, dado que cuenta con una cartera de 419.000 metros cuadrados de superficie en alquiler, valorado en unos 1.400 millones de euros, en el que sobresale una de las Torres Kio de Madrid. Su residual negocio de vivienda comprende una cartera de 1,87 millones de metros cuadrados de suelos y un ‘stock’ de 600 pisos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada