Telefónica frena caída ingresos y OIBDA a septiembre

 

una mujer pasa por delante de una oficina de Telefónica en Barcelona.

Una mujer pasa por delante de una oficina de Telefónica en Barcelona.

El esfuerzo comercial realizado por Telefónica para ganar clientes de alto valor añadido continuó penalizando las cuentas de la operadora hasta septiembre, que mostraron descensos en todas sus líneas, aunque el porcentaje de caída es cada vez menor y apunta a una acelerada recuperación en el futuro próximo.

Con el principal borrón de una deuda elevada por sus recientes adquisiciones, lo que podría obligar al grupo a realizar algún movimiento extraordinario adicional a la venta de la mitad de su participación en la china Unicom si quiere alcanzar su meta de 43.000 millones de euros a final de año, los resultados se situaron por encima de lo esperado por los analistas.

“Esperamos una buena reacción al mostrar que la recuperación en España y el crecimiento orgánico en LatAm se han confirmado”, dijo Sabadell en una nota a clientes.

No obstante, a las 09.53 horas, las acciones de Telefónica cedían un 0,1 por ciento a 12,17 euros en un mercado bajista.

Las cuentas se beneficiaron en el tercer trimestre del año de un efecto divisa menos negativo que durante el resto del año.

Los resultados mostraron un descenso del 12,6 por ciento en su OIBDA (resultado bruto de explotación), que alcanzó los 12.325 millones de euros, por encima de los 12.185 millones de euros esperados por los analistas.

“El comportamiento de los tipos de cambio impacta negativamente en la evolución interanual de la cuenta de resultados (…) en el tercer trimestre se suaviza, fundamentalmente por la evolución del real brasileño”, dijo la operadora en su informe.

En su nota remitida a la CNMV, Telefónica explicó que sus ingresos bajaron un 10,9 por ciento a 37.978 millones de euros, con un beneficio neto de 2.849 millones de euros, un 9,4 por ciento inferior al resultado registrado en el mismo periodo del año pasado.

Los analistas consultados por Reuters habían esperado de media ingresos por 37.929 millones y 2.837 millones de euros de beneficio neto.

Objetivos

Telefónica había anunciado en febrero que espera para 2014 crecimiento de ingresos en términos orgánicos y excluyendo Venezuela y una ligera erosión (cerca de un punto porcentual) del margen OIBDA.

Hasta septiembre, el margen OIBDA sobre ventas se situó en el 32,8 por ciento, 0,6 puntos menos que hace un año, al compensar Brasil e Hispanoamérica los fuertes descensos en España por el esfuerzo comercial.

El mercado brasileño es uno de los más atractivos para Telefónica y, tras adquirir el operador de red fija GVT, podría redoblar su esfuerzo en este mercado si finalmente participa en una oferta por TIM Participaçoes, filial de Telecom Italia.

Deuda

La única partida que se situó fuera de las cifra pronosticada de 43.000 millones para final de año fue la deuda, que sumando las operaciones cerradas después de septiembre alcanzaría los 44.879 millones de euros.

Esta cifra incluye varias operaciones como la compra de la alemana E-Plus e incluso movimientos extraordinarios como el realizado el pasado lunes cuando se deshizo de la mitad de su participación en la compañía china Unicom.

Inversión

El grupo ha redoblado su esfuerzo inversor en el mercado español y hasta septiembre su Capex se situó en 484 millones de euros, un 71,3 por ciento más, tras empezar a recoger los frutos de una nueva estrategia que le está permitiendo retener clientes de alto valor añadido.

El grupo ha incrementado un 30 por ciento sus clientes de fibra respecto al trimestre anterior y ganó 95.000 accesos de fibra a muy alta velocidad, un rango de consumidor especialmente atractivo para las empresas de telecomunicaciones.

Las cuentas también muestran una mejora en otra de las líneas estratégicas de la operadora, el negocio de televisión de pago, que se sitúa en 1,6 millones tras ganar 370.000 clientes en los últimos tres meses.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada