Wall Street reacciona con fuertes avances tras la revisión al alza de los tipos de interés

La presidenta del la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen (i), es vista en televisión mientras corredores de bolsa trabajan en el Bolsa de Nueva York (Nueva York).

La presidenta del la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen (i), es vista en televisión mientras corredores de bolsa trabajan en el Bolsa de Nueva York (Nueva York).

Wall Street reaccionó hoy con fuertes alzas tras al ligero aumento aplicado a las tasas de interés, una decisión de la Reserva Federal que ya se anticipaba, aunque aún quedan algunas preocupaciones en el mercado bursátil.

La decisión de la Reserva Federal, que coloca las tasas de referencia entre el 0,25 y el 0,50 %, en la primera alza de los tipos desde junio de 2006, se conoció dos horas antes del cierre de las operaciones de este miércoles.

Pero el mercado estuvo digiriendo esa información en la última etapa de la sesión, que coincidió además con la rueda de prensa de una hora que encabezó la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen.

Por tanto, la de hoy fue una primera reacción de Wall Street, con los mercados de Europa y de Asia ya cerrados, que tendrán más tiempo para analizar la decisión de la Fed y sus consecuencias para sus propias economías.

En esa primera reacción, el Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, terminó con un avance del 1,28 %, hasta los 17.749,09 puntos, todavía lejos del récord de 18.312,39 enteros alcanzados el 19 de mayo pasado.

Tuvieron subidas mayores el selectivo S&P 500 (+1,45 %) y el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales firmas tecnológicas, que avanzó un 1,52 %, en ambos casos también lejos de sus récords alcanzados meses atrás.

Wall Street recibió sin muchas sorpresas la decisión de la Fed porque sus analistas ya habían apostado que se aplicaría hoy una subida de 0,25 puntos porcentuales tras la reunión de dos días que concluyó hoy.

De hecho, era una decisión que se esperaba desde hace meses, que quedó aplazada en la reunión de la Fed de septiembre pasado, sin que Wall Street asimilara bien esa decisión, y que tampoco se adoptó en la de octubre.

Hoy, en cambio, Yellen anunció la subida, y al explicarla, dijo que “marca el final de un período extraordinario de siete años de tipos cerca de cero para apoyar la recuperación de la economía, tras la peor crisis financiera y recesión desde la Gran Depresión”.

Los comentaristas de Wall Street destacaron que se trata de una decisión prudente, en medio de incertidumbres que aún persisten, y que define la que puede ser la futura manera de actuar de la presidenta del banco central estadounidense.

“Es el comienzo de la era Yellen”, dijo a la cadena CNBC el expresidente de la Fed de Dallas Richard Fisher. “Es un importante paso para dejar sentada la autoridad de Yellen”, agregó.

Se trata de una decisión que abre un período “lento” de revisiones de las tasas de interés que tendrá en cuenta las variables que está revisando continuamente la Fed, especialmente el nivel de empleo y la inflación.

Pero el anuncio se produjo precisamente en un mal momento para los precios del petróleo, que han tenido un impacto importante en el hecho de que Estados Unidos no haya alcanzado el objetivo de una inflación del 2 % que se había fijado la Fed.

Hoy, el petróleo intermedio de Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 4,9 % y terminó en el mínimo anual anotado hasta ahora, 35,52 dólares el barril, siguiendo la tendencia a la baja por el exceso de oferta en el mercado.

“¡Es el petróleo, estúpido!”, dijo uno de los comentaristas de CNBC al recordar el lema “¡Es la economía, estúpido!” que identificó la campaña del demócrata Bill Clinton cuando compitió, y ganó, en los comicios de 1992 contra George Bush padre.

“El mercado del petróleo va a hacer la diferencia”, dijo, por su parte, el analista de la firma BlackRock Rick Rieder.

Algunos apuestan que el año que viene habrá una recuperación en los precios del petróleo, lo que puede generar una inflación mayor que la actual, del 0,5 % en el índice anualizado.

Pero el mercado tendrá que revisar también el precio del dólar, que se encuentra en un alto nivel y que, a la larga, está teniendo su propio impacto en la reducción de la demanda de petróleo.

De momento, los analistas de Wall Street saben que la reacción de hoy ha sido la más inmediata, pero habrá que esperar a ver qué pasa en los próximos días, cuando haya más tiempo de analizar la letra chica, y ver también el comportamiento de otros mercados.

La decisión de la Fed fue seguida en pocas horas con repercusiones bancarias. Los principales bancos del país aumentaron hasta el 3,50 % la tasa que aplican a sus clientes más solventes, con una subida similar a la que aplicó la Reserva Federal.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada