El banco portugués Banif podría venderse sin incluir los activos tóxicos

La venta del 60 % del Banco Internacional do Funchal (Banif) que controla el Estado podría realizarse dejando fuera de la operación los activos tóxicos de su cartera de crédito inmobiliario, que asciende a 1.000 millones de euros.

Según informó hoy el semanario portugués “Expresso”, los interesados en comprar el Banif no quieren quedarse con los activos problemáticos y podrían presionar con el asunto durante las negociaciones, amparados por la urgencia del Estado luso en vender su participación del 60 %.

El Banif informó este viernes de que había recibido seis ofertas para adquirir la participación estatal en el banco, que ahora “analizará cuidadosamente”.

Según confirmaron fuentes próximas a la operación, una de ellas es el Banco Santander español, que ya controla en Portugal el Santander-Totta, y medios lusos aseguraron que otro banco español, el Popular, también presentó una oferta.

Desde el Banif y el Gobierno portugués se propuso la creación de un fondo que aglutinase los activos tóxicos, que estaría al 100 % en manos de la entidad, lo que quieren evitar los compradores.

El Gobierno podría optar ahora por buscar un comprador que aceptase quedarse con esos activos a cambio de un descuento en el precio de venta o por crear un fondo en la esfera del Estado para intentar recuperar los activos tóxicos, como ya se hizo en el pasado con el nacionalizado Banco Portugués de Negocios (BPN).

Otra opción podría ser dejar a los interesados en el banco elegir qué activos permanecen en el fondo en manos del Banif y dejar los más problemáticos fuera.

El banco tiene que vender con celeridad el 60 % del capital que controla el Estado luso, que en 2012 ingresó una inyección de capital de 1.100 millones de euros, de los que solo devolvió 275 millones y falló en reembolsar otra partida de 125 millones.

La urgencia en encontrar comprador se debe a la entrada en vigor el 1 de enero de un cambio normativo a nivel europeo que obliga a accionistas, acreedores y ahorradores con depósitos superiores a 100.000 euros a responder en caso de quiebra.

El Banif, el octavo mayor banco en volumen de activos en Portugal, tiene unos 6.000 millones de euros en depósitos y emplea a unos 2.000 trabajadores.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada