Mercosur, optimista por el acuerdo con la UE en una cumbre sin Maduro

Los cancilleres de Paraguay, Eladio Loizaga, y Argentina, Susana Malcorra, reunidos en Asunción al margen de la cumbre del Mercosur, el 20 de diciembre de 2015.

Los cancilleres de Paraguay, Eladio Loizaga, y Argentina, Susana Malcorra, reunidos en Asunción al margen de la cumbre del Mercosur, el 20 de diciembre de 2015.

Los ministros de Exteriores y Economía de Mercosur se mostraron optimistas este domingo en Asunción ante la proximidad de un acuerdo con la Unión Europea (UE), un día antes de la cumbre de presidentes en la que se estrenará el argentino Mauricio Macri y faltará el venezolano Nicolás Maduro.

A pesar de que la presidencia paraguaya había confirmado el sábado la asistencia de Maduro, “el presidente no va a estar”, dijo el domingo por la noche a periodistas el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, aludiendo a “motivos de agenda”.

En su lugar asistirá la titular de Exteriores Delcy Rodríguez, quien se reunió el domingo con los ministros de Exteriores y Economía del bloque conformado por Uruguay, Argentina, Brasil, Venezuela y Paraguay, que tiene la presidencia temporal.

La expectativa ante un encuentro entre Macri y Maduro era grande, sobre todo después de un rifirrafe entre ambos mandatarios y de que el Gobierno argentino adelantara que pediría la libertad de los políticos presos en el país caribeño, un tema que los ministros reunidos en Asunción han evitado a toda costa abordar.

Ante la insistencia de periodistas, Loizaga aseguró que no hay “ningún impasse” con Venezuela, y añadió: “En este debate se ha tocado el tema derechos humanos. Es un tema importante para Paraguay que todos los ciudadanos que tengan una deuda con la justicia reciban un trato conforme al estado de derecho, que se respete el debido proceso y que el ciudadano tenga derecho a una libre defensa”.

Loizaga recordó que el protocolo de la Declaración de Asunción sobre los derechos humanos data de hace 10 años, pero que el documento requiere del consenso de todos los estados parte y no ha sido ratificado por Venezuela.

Antes de las elecciones legislativas ganadas el 6 de diciembre por la oposición venezolana, Macri había cuestionado el carácter democrático del país caribeño, a lo cual Maduro respondió que su colega era un “burgués de la élite”.

Sigue confirmada la asistencia el lunes de los demás líderes del bloque (Dilma Rousseff de Brasil, Tabaré Vázquez de Uruguay y el anfitrión Horacio Cartes), así como de los países asociados, Michelle Bachelet de Chile y Evo Morales de Bolivia.

Rousseff y Cartes llegan a la cumbre en medio de una compleja situación en sus casas.

La economía de Brasil entró en recesión en el segundo trimestre, la inflación ya roza los dos dígitos, el desempleo aumenta, la popularidad de Rousseff está en un magro 12% y la presidenta es acosada por el fantasma de un juicio político.

En tanto, Cartes lidia no sólo con el desborde del río Paraguay, sino además con una huelga general y cortes de rutas previstos para el lunes y martes.

Negociaciones entre bloques

Los altos funcionarios de Mercosur se reunieron el domingo en la sede de la Conmebol, lejos del drama que viven los paraguayos por el agresivo desborde del río Paraguay y los cerca de 65.000 desplazados que dejó la crecida solamente en Asunción.

A nivel económico, centraron las discusiones la posibilidad de concretar el acuerdo de libre comercio con la UE y la intención de negociar con la Alianza del Pacífico, otro influyente bloque integrado por Chile, Colombia, México y Perú.

“Mercosur ya tiene su oferta hecha y ya transmitió a la Unión Europea la decisión política de iniciar el intercambio de ofertas”, dijo Loizaga a media jornada.

“Nos encontramos a la espera de la comunicación de la fecha en que serán presentadas las respectivas ofertas y estamos confiados que la misma podría darse en el primer trimestre del año próximo”.

Al término de la cumbre, Paraguay entregará las riendas del bloque a Uruguay para los próximos seis meses, y se espera que durante ese período se concrete el Tratado de Libre Comercio (TLC) UE-Mercosur, cuyas negociaciones se reanudaron en 2010 tras una suspensión de seis años.

El nuevo ministro de Hacienda argentino, Alfonso Prat-Gay, confirmó luego a la prensa las intenciones de su país de concretar acuerdos con otras regiones.

Poco después de asumir la presidencia el 10 de diciembre, Macri anunció una batería de medidas destinadas a abrir el comercio internacional -eliminación de trabas aduaneras, reducción de impuestos y liberación del dólar-, una noticia que Mercosur ha recibido de muy buen grado.

“Están todos muy conformes con la posibilidad que se abre ahora de una Argentina integrándose de otra manera dentro del Mercosur, sin trabas”, comentó Prat-Gay, prometiendo retomar todos los asuntos comerciales que estaban “herrumbrados” tras años de proteccionismo comercial.

“Estamos poniendo mucho énfasis en la negociación de Mercosur con la Unión Europea, pero también creemos que hay un camino a través de la Alianza del Pacífico”, aseguró.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada