Brasil cerró 2015 con un superávit comercial a pesar de la caída de las exportaciones

 Las exportaciones bajaron un 14,1 % con respecto a 2014 y se situaron en 191.134 millones de dólares, pese a que la depreciación de la divisa brasileña, el real, que fue del 48,3 % en el año, favoreció las ventas al extranjero.

Las exportaciones bajaron un 14,1 % con respecto a 2014 y se situaron en 191.134 millones de dólares, pese a que la depreciación de la divisa brasileña, el real, que fue del 48,3 % en el año, favoreció las ventas al extranjero.

Brasil cerró 2015 con un superávit comercial de 19.681 millones de dólares, su mejor resultado desde 2011 y el primero positivo tras el déficit de 2014 (-4.054 millones), a pesar de que las exportaciones cayeron a sus niveles más bajos en un lustro, informó hoy el Gobierno.

Las exportaciones bajaron un 14,1 % con respecto a 2014 y se situaron en 191.134 millones de dólares, pese a que la depreciación de la divisa brasileña, el real, que fue del 48,3 % en el año, favoreció las ventas al extranjero.

La caída de las importaciones fue del orden del 24,3 %, hasta los 171.453 millones de dólares, según el balance oficial presentado por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior.

El secretario (viceministro) de Comercio Exterior, Daniel Godinho, atribuyó la merma de las exportaciones a la fuerte caída de los precios internacionales del hierro, el petróleo y la soja, los principales productos de Brasil.

“La caída de precios explica la caída de las exportaciones”, afirmó Godinho en una rueda de prensa.

El descenso de las importaciones fue especialmente agudo en combustibles (-44,3 %), aunque también hubo importantes retracciones en las compras de bienes de capital (-20,2 %), materias primas y productos intermedios (-20,2 %) y bienes de consumo (-19,6 %).

China se mantuvo como principal cliente de Brasil, con una facturación de cerca de 35.600 millones de dólares y un descenso de las ventas para ese destino del 11,3 %, lo que afectó principalmente a materias primas como la soja y el hierro.

Las ventas a Estados Unidos, segundo socio comercial de Brasil, bajaron un 9,7 % y se situaron en 24.200 millones de dólares por el descenso de la exportación de petróleo, semimanufacturados de hierro y acero y motores para vehículos, entre otros.

En relación con Argentina, tercer mercado brasileño, las exportaciones bajaron un 9,3 % y se ubicaron en 12.800 millones de dólares, motivado por las menores ventas de automóviles, autopartes, motores para vehículos y otros productos.

Brasil se encuentra en recesión y, según cálculos de analistas privados consultados por el Banco Central, la economía se contrajo un 3,71 % en 2015 y bajará un 3,50 % en 2016.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada