El DOG publica la solicitud de inscripción en el registro comunitario de la Indicación Geográfica Protegida ‘Pan gallego’

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la resolución de la Consellería de Medio Rural por la que se da publicidad a la solicitud de inscripción en el Registro Comunitario de la Indicación Geográfica Protegida ‘Pan Gallego’. Con este trámite, a partir de esta fecha se abre un plazo de dos meses para la presentación de oposiciones a la dicha inscripción.

Los eventuales alegatos serán evaluadas y resueltas por la Consellería de Medio Rural, en concreto por la Dirección General de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias. Estas resoluciones podrán ser recurridas en alzada ante la Consellería.

La solicitud de inscripción fue realizada por la Federación Gallega de Panaderías (Fegapan), asociación que contó con el apoyo y el asesoramiento de la Consellería de Medio Rural para la preparación de la documentación necesaria en la tramitación del expediente.

Superado ese trámite de 2 meses de exposición pública, el departamento que dirige Ángeles Vázquez aprobaría la Orden por la que se adopta una decisión favorable, remitiendo el expediente al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) para su envío a la Comisión Europea.

A partir diera momento y luego del examen del pliego de condiciones por parte Comisión, se publicaría la solicitud de inscripción en el Diario Oficial de la Unión Europea para iniciar un nuevo período de información pública —esta vez a nivel europeo— de 6 meses. Este período podría ser reducido a 2 meses si no hay alegatos en ese intervalo.

Hace falta señalar que, una vez recibido el pliego por la Comisión, la Consellería podrá tramitar lo que se denomina Protección Nacional Transitoria, lo cual permite utilizar la IGP “Pan Gallego” en el ámbito español al tiempo que se continúa con la tramitación europea.

Pan Gallego

Tal y como recoge el pliego de condiciones de la IGP, el pan gallego es aquel que tiene corteza dura y crujiente, miga esponjosa y alveolada abundante e irregular, que se elabora de forma artesanal con harina de trigo blando, de la cual una parte procede de trigos cultivados en la comunidad autónoma de Galicia pertenecientes a variedades y ecotipos autóctonos gallegos (los comúnmente denominados ‘Trigo país’ o ‘Trigo gallego’).

Su elaboración se caracteriza por la utilización de masa madre y una elevada cantidad de agua así como por los largos tiempos de fermentación y cocción, esta última siempre en hornos con solera de una piedra u otros materiales refractarios.

El pan amparado por la IGP presentará una serie de características, entre las que se encuentran la forma (variable en función del formato de que se trate), existiendo cuatro tipos de piezas, con un formato tradicional específico. El “bollo” o “hogaza”, la “rosca”, la “bola” o “tarta” y la “barra”, cada una con su forma y pesos específicos, indicados en el dicho pliego, que también establece las condiciones que tienen que cumplir la corteza y la miga, así como el sabor y el aroma.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada