La primera subasta de renovables tras la ‘moratoria verde’ se celebra el jueves con interés por las eléctricas

La primera subasta de potencia renovable desde la aplicación a comienzos de 2012 de la ‘moratoria verde’ se celebrará este jueves, día 14 de enero, y servirá para adjudicar 500 megavatios (MW) de energía eólica y otros 200 MW de biomasa, con el interés de las grandes eléctricas en acudir a ella.

El calendario de la subasta establece un plazo de entrega de la documentación para la precalificación y calificación, que se prolongará hasta este lunes, día 11 de enero. El martes tendrá lugar un ensayo de subasta con los participantes calificados en la subasta.

Las grandes compañías eléctricas y operadores han mostrado su interés en presentar ofertas por esos 500 MW de eólica que el Gobierno pondrá en juego.

Así, empresas de la talla de Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Enel Green Power o Viesgo han analizado acudir a una subasta que crea “nuevas oportunidades” para esta actividad, indicaron a Europa Press en fuentes del sector.

En el caso de Iberdrola, su presidente, Ignacio Sánchez Galán, ya afirmó en la presentación de resultados del tercer trimestre que la compañía analizaba el real decreto de la convocatoria, mientras que para Gas Natural Fenosa la subasta le permitiría crecer en una actividad de renovables en la que cuenta actualmente on una potencia instalada de más de 900 MW, de los cuales más de 750 MW corresponden a tecnología eólica.

Muestra además del interés de Gas Natural Fenosa en estos proyectos es la reciente adjudicación de 70 MW eólicos dentro del cupo de 450 MW que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo abrió para Canarias.

La entidad administradora de la subasta, cuya fecha de celebración inicialmente prevista era el 26 de noviembre aunque finalmente fue aplazada hasta mediados de enero, será Omel-Diversificación, mientras el organismo que ejercerá de supervisor será la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

PROCEDIMIENTO.

El procedimiento será el de sobre cerrado y las ofertas que se presenten deberán consistir en un porcentaje de reducción con respecto a los parámetros contemplados.

En línea con el principio fijado en la reforma energética de que los procedimientos de este tipo no generen costes adicionales al sistema eléctrico, los adjudicatorios de la subasta deberán asumir los gastos del proceso, a razón de 0,17 céntimos por kilovatio (kW).

La subasta parte del valor estándar de la inversión inicial de la instalación tipo de referencia y se oferta el porcentaje de reducción sobre dicho valor. Como resultado de la subasta se obtendrá la potencia adjudicada a cada participante para cada tecnología, así como el porcentaje de reducción del valor estándar de la inversión inicial de la instalación tipo de referencia.

En función del resultado de la subasta se calcula, para cada instalación tipo, el valor estándar de la inversión inicial, la retribución a la inversión y el resto de parámetros retributivos.

La potencia adjudicada, una vez que se presenten las garantías económicas y previa solicitud por parte del titular, será inscrita en el registro de régimen retributivo específico en estado de preasignación.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada