La bolsa española cambia de tendencia y baja el 0,02 por ciento a mediodía

 Monitories que muestran el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, prolongaba en la apertura los descensos de la semana pasada y se dejaba un 0,26 % y los 8.900 puntos, de nuevo con la vista puesta en los mercados asiáticos y con un contexto político incierto, en Cataluña y España, de fondo.

Monitories que muestran el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, prolongaba en la apertura los descensos de la semana pasada y se dejaba un 0,26 % y los 8.900 puntos, de nuevo con la vista puesta en los mercados asiáticos y con un contexto político incierto, en Cataluña y España, de fondo.

La bolsa española bajaba a mediodía el 0,02 por ciento afectada por la volatilidad reinante, el cambio de tendencia de las plazas europeas y el retroceso de la mayoría de los grandes valores, según datos del mercado y expertos consultados.

Con la prima de riesgo en 121 puntos básicos (el viernes acabó a 120), el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, perdía 2,1 puntos, equivalentes al 0,02 por ciento, hasta 8.907,1 puntos.

En Europa, con el euro a 1,09 dólares, Milán y Fráncfort también perdían el 0,02 por ciento, en tanto que París bajaba el 0,03 por ciento y Londres, el 0,2 por ciento. El índice Euro Stoxx 50 subía el 0,13 por ciento.

La bolsa española se recuperaba rápidamente de las pérdidas cercanas al 1 por ciento con que abrió la sesión y que estaban condicionadas por la caída de las plazas chinas esta mañana más del 5 por ciento después de que se conocieran previsiones de crecimiento y datos de inflación de su economía.

El presidente del Centro de Investigación para el Desarrollo del Consejo de Estado (Ejecutivo), Li Wei, dijo este fin de semana que el PIB chino no crecerá más del 6,5 por ciento entre 2016 y 2020. Además, la inflación sólo había crecido el 1,4 por ciento el año pasado y los precios mayoristas cayeron el 5,2 por ciento.

También estaba afectado el mercado nacional por el retroceso del 1 por ciento de Wall Street el viernes porque los datos de empleo estadounidenses reforzaban las posibilidades de subidas de tipos, con lo que el parqué español descendía a cerca de 8.800 puntos al comienzo de la sesión y continuaba en niveles de septiembre de 2013.

Con el apoyo de la banca, después de que el Banco Santander fuera objeto de una recomendación de una firma de inversión tras las caídas recientes, la bolsa española llegaba a subir el 1 por ciento y a superar el nivel de 9.000 puntos una hora después de la apertura.

Sin embargo un poco antes del mediodía volvía a incurrir en pérdidas y a esta hora se situaba alrededor del nivel de cierre del pasado viernes. Los primeros resultados de cierre de 2015, las cuentas de Alcoa, se conocerán esta noche.

De los grandes valores sólo subía Banco Santander, el 1,88 por ciento, el mayor avance del IEX, mientras que Telefónica bajaba el 0,04 por ciento; BBVA el 0,22 por ciento; Iberdrola el 0,36 por ciento y Repsol e Inditex el 0,44 por ciento cada uno.

Aena lideraba las pérdidas del IBEX con una bajada del 2,23 por ciento, mientras que OHL cedía el 1,76 por cieno y Acerinox el 1,33 por ciento.

Después del Banco Santander, la mayor subida del IBEX correspondía a FCC, que avanzaba el 1,42 por ciento; Banco Sabadell el 1,38 por ciento y Banco Popular el 1,36 por ciento. Por su parte Caixabank avanzaba el 0,95 por ciento; Bankia el 0,51 por ciento y Bankinter el 0,44 por ciento.

En el mercado continuo se habían negociado 850 millones y de sus empresas destacaba la bajada del 9,09 por ciento de Urbas y el alza del 5,42 por ciento de Abengoa A.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada