El sector turístico español vivió un año récord en 2015

Turistas alemanes se resguardan del sol bajo unas sombrillas en la playa del Arenal, el 6 de julio del año 2007 en Palma de Mallorca.

Turistas alemanes se resguardan del sol bajo unas sombrillas en la playa del Arenal, el 6 de julio del año 2007 en Palma de Mallorca.

El sector turístico creció un 3,7% en 2015 y se consolidó como motor de la recuperación económica de España, hacia donde viajaron los turistas tras los atentados en otros países, pero este crecimiento podría ralentizarse en 2016 por la inestabilidad política interna, anunció este martes la patronal Exceltur.

“Este crecimiento coincide con la opinión empresarial de que estamos frente a una recuperación evidente y nos sitúa a niveles muy próximos a los de 2006″, afirmó José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, durante la rueda de prensa de presentación del balance anual.

El alza de 3,5% representa el incremento más importante de la actividad turística desde 2007, un año antes del inicio de la crisis económica.

En 2015, el turismo aportó 124.000 millones de euros a la economía española, es decir, un 14% del PIB nacional. Además, los empleos en este sector crecieron el 5,5% respecto al año anterior. “Uno de cada siete empleos creados en España los ha creado el sector turístico”, explicó Zoreda.

España, segundo destino turístico mundial por detrás de Francia, se ha visto especialmente beneficiada por la inestabilidad política y el temor a atentados en algunos países del norte de África y Oriente Medio. Un tercio de los nuevos turistas que llegan a España se debe a este factor, informó Exceltur.

“Cada vez que se ha producido un suceso, como los atentados en Túnez (en marzo y junio) y el avión ruso que se estrelló en Egipto (a finales de octubre), se ha producido un incremento de la llegada de turistas en España”, reconoció Óscar Perelli, el director de estudios de Exceltur.

Sin embargo, el gasto per cápita de cada turista sigue la misma tendencia a la baja de los últimos años y, en 2015, cada uno de ellos desembolsó una media de 741 euros, un 2,1% menos que en 2014.

La llegada de turistas rusos se redujo en 34% entre enero y noviembre de 2015, sobre todo a causa de la devaluación del rublo. Para el año 2016, la patronal confía en que el turismo siga creciendo, pero con un ritmo más lento.

Según sus estimaciones, la actividad turística debería crecer entre un 2,7% y un 3,4%, dependiendo de eventuales efectos negativos por la inestabilidad de la política española tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada