Los automóviles gigantes y lujosos dominan el día en el salón de Detroit

El modelo Continental de Lincoln en el Salón del Automóvil de Detroit, en Estados Unidos, el 12 de enero de 2016.

El modelo Continental de Lincoln en el Salón del Automóvil de Detroit, en Estados Unidos, el 12 de enero de 2016.

Lincoln, del grupo Ford, y Nissan expusieron el martes en el salón del Automóvil de Detroit sus ambiciones de pelear en el rentable mercado de los coches de lujo y de las pick-ups 4×4.

Lincoln desempolvó su celebre Continental, que dejó de fabricar en 2002, y lo presentó ostentando lujo y despliegue de tecnología.

El fabricante responsable de proveer los automóviles a los presidentes de Estados Unidos desde 1960 a 1980 había desaparecido de la escena con modelos que no eran más que versiones mejoradas y vistosas de los plebeyos Ford.

Lincoln está en el sexto lugar de las marcas consideradas ‘premium’ de Estados Unidos, por detrás de las alemanas BMW, Mercedes Benz y Audi; el Lexus del japonés Toyota, y Cadillac, del estadounidense General Motors.

El nuevo Continental tiene ambiciones mundiales, pues será distribuido simultáneamente en Estados Unidos y China, los dos mayores mercados automovilísticos del planeta.

Es, además, la esperanza de Ford para colocarse entre los primeros del sector de automóviles de alta gama. Aunque ese segmento no supera el 10% de sus ventas totales, le genera un 50% de los beneficios, debido a que sus márgenes de ganancia son altos, según los analistas del mercado.

“Es nuestro producto estrella. Es muy importante para nosotros aquí en Estados Unidos y en China”, dijo en Detroit Khumar Galhotra; presidente de Lincoln, quien indicó que su precio será menor al de sus competidores.

Lincoln apuesta por los consumidores chinos, a quienes les gustan las grandes berlinas con chófer, lo cual asocian al lujo.

Idénticas ambiciones tiene Nissan con su nueva pick-up gigante Titan XD que gracias a su motor V8 diésel dará batalla contra la hegemonía de los Ford F-150, RAM, GMC, Chevrolet y otros vehículos 4×4 de industria estadounidense.

Los pesados, en buena forma

La F-150 es desde hace décadas el vehículo de mayor venta en Estados Unidos y es la gallina de los huevos de oro para Ford, que acaba de lanzar una nueva versión.

“En los últimos años, a Nissan le fue mejor que a otros constructores en todos los segmentos; salvo en el de las pick-ups de gran porte”, dijo el presidente de la marca para América del Norte, José Muñoz. “Con su nueva Titan XD, Nissan está totalmente volcada al mercado” de los vehículos grandes, añadió.

La categoría de vehículos “pesados”, pick-ups o SUV, jamás fue tan floreciente ni contó con un combustible tan barato. En diciembre representaba el 60% de los vehículos vendidos en Estados Unidos.

El grupo GMC (General Motors), otro especialista en mastodontes, presentó el martes una camioneta familiar de 7 plazas, Acadia.

Acura, la marca de lujo del japonés Honda, a su vez exhibió un modelo de líneas angulosas y agresivas.

También en el sector de la más alta gama, la surcoreana Hyundai presentó Genesis 2.

El diseñador Henrik Fisker en tanto desveló un espectacular “superauto”, el “Force 1″ en fibra de carbono y dotado de un motor V10 de 745 caballos, que comenzará a producirse en abril y tendrá un precio mínimo de 268.500 dólares.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada