La riqueza de las familias llega a 1,2 billones en septiembre, casi un 1 por ciento más

Un hombre saca euros de un cajero automático.

Un hombre saca euros de un cajero automático.

La riqueza financiera neta de las familias españolas, que se mide calculando la diferencia entre los ahorros y las deudas, se situó en 1,218 billones de euros al finalizar el pasado mes de septiembre, lo que implica un pequeño incremento del 0,9 % en comparación con el mismo periodo de 2014.

Sin embargo, según los datos que hoy ha publicado el Banco de España, este indicador empeoró el 2 % en comparación con el trimestre anterior, ya que al cierre de junio, la riqueza de las familias residentes en España se situaba en 1,243 billones.

Se da la circunstancia de que la riqueza financiera, indicador que se ha mantenido por encima del billón de euros desde 2012, también se redujo en junio respecto a marzo, cuando la cifra era de 1,266 billones, lo que significa que las familias han visto caer su riqueza financiera neta a lo largo de los nueve primeros meses de 2015, a falta del dato del cierre de ese año.

Según los expertos consultados por Efe, el aumento interanual de la salud financiera de las familias no significa que éstas dispusieran en septiembre de más dinero que un año atrás, sino a que, en términos generales, sus deudas eran menores.

Y es que, aunque tanto los activos como los pasivos bajaron en comparación interanual, estos últimos -las deudas- lo hicieron en mayor medida, en un 3,3 %, lo que significa que los hogares se van liberando de sus deudas poco a poco.

En concreto, los préstamos bajaron a 734.179 millones desde los 763.054 que acumulaban un año antes, especialmente impulsados por los créditos a largo plazo, que incluyen las hipotecas.

Sin embargo, el crédito a corto plazo se mantiene en niveles cercanos a los del año anterior, 26.971 millones, gracias al tirón del consumo.

Y en cuanto al ahorro, aunque el cómputo global bajó en tasa interanual, algunos de los elementos que lo componen sí mejoraron, como los depósitos, las inversiones en fondos, acciones, seguros y otros activos.

Lo mismo ocurría con los pasivos o deudas que mantenían los hogares a cierre de septiembre, que se redujeron el 3,3 %, y se situaron en 786.126 millones de euros, siempre en comparación interanual.

En comparación con el cierre de junio, las deudas también bajaron, ya que entonces eran de 798.899 millones.

Los activos financieros de los hogares españoles -dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta- cayeron a cierre de septiembre a 1,951 billones de euros, desde los 1,965 billones de junio, igual que los pasivos o deudas acumuladas por las familias, que bajaron a 817.863 millones de euros desde los 829.032 millones.

Las familias tenían la mayor parte de su riqueza financiera en efectivo y depósitos, que sumaban 847.568 millones de euros, cantidad inferior a los 853.144 millones que tenían un año antes.

En acciones y otros tipos de participaciones, los españoles tenían 758.965 millones a cierre de septiembre, frente a los 761.965 millones del mismo mes de 2014.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada