Las empresas de renovables creen que el resultado de la subasta añade “más incertidumbre” al sector

a Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) ha denunciado que la subasta de 500 megavatios (MW) eólicos y 200 MW de biomasa, que se celebró ayer con un resultado de un descuento del 100% sobre el valor estándar de inversión previsto para los proyectos adjudicados, es “una muestra más de la improvisación del Ministerio de Industria en materia energética” y añade “más incertidumbre” al sector.

En un comunicado, la patronal recuerda que ya denunció que el mecanismo de adjudicación previsto en la subasta podría derivar “en un resultado alejado a la realidad, como así ha sucedido”.

Para APPA, la subasta, puesta en marcha al final de la legislatura de forma “improvisada” y con visión “cortoplacista”, se ha mostrado “más como un producto financiero y los adjudicatarios podrían tener dificultades para dar continuidad a los proyectos”.

La patronal subraya que tanto los mecanismos de adjudicación contenidos en la subasta como la “compleja” metodología de asignación de retribución incluida en el real decreto 413 han llevado a un resultado de la subasta “cuando menos sorprendente, que se aparta de la ortodoxia económica”.

Asimismo, considera que se ha demostrado que la marginalidad incluida en la subasta “no es lo más eficiente en este tipo de mecanismos competitivos”, siendo significativo que la mayoría de los principales promotores del sector no hayan resultado adjudicatarios.

Finalmente, discrepa “totalmente” de Industria en la idea de que con esta adjudicación España esté en la senda de cumplir el objetivo comprometido con la Unión Europea de alcanzar el 20% de renovables en 2020 y considera que “no parece lógico” comparar el resultado de esta subasta con retribuciones de otras tecnologías, como la fotovoltaica, “fijadas hace ya siete años”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada