La arquitectura protagoniza el debut de Breslavia como capital cultural europea

Fachada del Centennial Hall en Breslavia (Polonia).

Fachada del Centennial Hall en Breslavia (Polonia).

La arquitectura contemporánea protagoniza hoy los actos con los que la ciudad polaca de Breslavia inicia su año de Capital Europea de la Cultura, un título que comparte con la española San Sebastián.

Si ayer fue la exposición “Sonoridades”, del donostiarra Eduardo Chillida, hoy es la muestra “Made in Europe”, que recapitula los 25 años de historia del premio de arquitectura que otorga la Comisión Europea y la Fundación Mies van der Rohe y que sirve de antesala a la ceremonia con la que Breslavia inaugurará mañana su año de Capital Europea de la Cultura.

“Made in Europe” no es sólo una exposición sobre arquitectura, es también una visión de la arquitectura contemporánea como parte de la identidad europea, representada en más de 3.000 dibujos, vídeos, planos y maquetas de las edificaciones más significativas de los últimos años, señaló a Efe la portavoz del museo de Arquitectura de Breslavia (Wroclaw, en polaco), Marta Czyz.

El Premio que otorgan la Comisión Europea y la Fundación Mies van der Rohede está dotado con 60.000 euros, y es uno de los galardones más relevantes en la arquitectura contemporánea.

Entre los proyectos presentados hoy en Breslavia, Czyz destacó la Estación de tren Waterloo de Londres (que ganó el primer premio en 1994), el museo de Arte Español Contemporáneo MUSAC (ganador en 2007) y el edificio de la Ópera Nacional de Oslo (galardonado en el año 2009).

La muestra “Made in Europe” anticipa los 366 días durante los que la ciudad de Breslavia será una de las dos capitales europeas de la Cultura, un título creado por la Unión Europea en 1985.

“Se trata de una oportunidad excepcional para dar a conocer la riqueza cultural de Breslavia y de Polonia”, explicó a Efe la ex ministra de Cultura y Juventud Malgorzata Omilanowska.

Durante el año de capitalidad cultural, Breslavia prevé más de mil eventos culturales, una muestra del gran interés que la cultura despierta en el pueblo polaco y, en especial, en esta ciudad, añadió Omilanowska, quien confía en que el título sirva para dar a conocer esta parte del suroeste de Polonia.

Lo cierto es que Breslavia, la cuarta localidad polaca en número de habitantes (más de 600.000), es una de las desconocidas para el turista extranjero que llega hasta Polonia, y que se sorprende al visitar una ciudad que fue parte de Alemania hasta el final de la II Guerra Mundial.

Breslavia es sin duda uno de los mejores ejemplos del crisol de culturas de Europa central, ya que fue durante los siglos parte del Reino de Polonia, Bohemia, el Imperio Austro-húngaro, Prusia y Alemania, para volver finalmente a Polonia.

La ceremonia oficial de apertura del año de la Capitalidad Europea de la Cultura tendrá lugar mañana a mediodía, con un concierto inspirado en las obras de uno de los compositores de la posguerra más importantes, Iannis Xenakis.

La música estará acompañada con una exposición de fotografías de Melina Mercouri, una de las fundadoras del título de Capital Europea de la Cultura.

También el domingo, un gran evento multimedia mostrará “los Cuatro Espíritus de Breslavia”: el espíritu de la innovación, el espíritu del agua, el espíritu de la Diversidad Religiosa y el Espíritu de Restauración, que caminarán por las calles de la ciudad.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada