Portugal ignoró propuesta del BCE que suponía ahorro de mil millones en Banif

El ministro de Finanzas portugués, Mario Centeno (d) conversa con el presidente del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem (i).

El ministro de Finanzas portugués, Mario Centeno (d) conversa con el presidente del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem (i).

El Gobierno luso podría haber ahorrado hasta 1.000 millones de euros en la liquidación del Banco Internacional do Funchal (Banif) si hubiera obligado a responder por la entidad a los obligacionistas sénior, como le propuso Bruselas.

Según publica hoy el semanario luso “Expresso”, el Banco Central Europeo (BCE) envió un correo electrónico al ministro de Finanzas luso, Mário Centeno, en el que recomendaba que en la solución encontrada para el Banif también respondieran por la entidad los inversores con obligaciones sénior, que tienen un menor perfil de riesgo.

Sin embargo, el Gobierno portugués decidió ignorar esa recomendación y un día después anunció la liquidación del banco, que no afectó a las obligaciones sénior y que implica una inyección pública de cerca de 3.000 millones de euros.

Con la solución propuesta por Bruselas, el Estado luso podría haber ahorrado entre 500 y 1.000 millones de euros.

El negocio y los activos saludables de la entidad -entre los que se incluyeron las obligaciones sénior- fueron vendidos al español Banco Santander por 150 millones.

La decisión sobre el Banif contrasta con la anunciada por el Banco de Portugal apenas días después para Novo Banco, la entidad creada tras el colapso del Banco Espírito Santo (BES).

El supervisor luso anunció una recapitalización de la entidad a costa de sus grandes inversores, entre los que se incluyó también a los obligacionistas sénior.

El Parlamento portugués votará el próximo 22 de enero la creación de una comisión para investigar lo ocurrido con el Banif, a semejanza de la que se llevó a cabo con el BES.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada