Eroski firma el acuerdo con la banca acreedora para la refinanciación de su deuda por 2.515 millones

Eroski ha firmado un acuerdo con la banca acreedora para cerrar la refinanciación de su deuda por 2.515 millones de euros hasta 2019, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

 

El acuerdo ha sido suscrito por entidades acreedoras que representan el 95% de la deuda financiera del grupo y Eroski solicitará la homologación de los citados acuerdos de reestructuración para la extensión de sus efectos al 5% restante, según ha informado el grupo de distribución.

 

Tras la firma del acuerdo, el presidente de Eroski, Agustín Markaide, ha subrayado que se “marca un cambio de ciclo con un futuro despejado para afrontar los retos definidos en el Plan Estratégico con las necesidades financieras cubiertas”.

 

“Hemos superado una etapa compleja y es el momento de mirar al futuro, de culminar el desarrollo del nuevo modelo comercial ‘contigo’ y de recuperar las inversiones para fortalecer nuestros negocios más estratégicos”, ha incidido Markaide.

 

En la misma línea, el presidente del grupo ha subrayado que la reestructuración del pasivo “permite reforzar la atención” sobre el negocio de distribución, la base de toda su actividad, “para ir consolidando los pasos en torno a un nuevo Eroski más focalizado en sus fortalezas y más rentable”.

 

DIVISIÓN DE LA DEUDA EN TRAMOS

 

En concreto, se trata de un plan de reestructuración de la deuda que se divide en varios tramos fundamentales. El primero, el senior de más calidad, consta de 791 millones con vencimiento el 31 de julio de 2019, con unos intereses que oscilarán entre el 2,5% y 5% total en función de la generación de caja de la compañía, y que queda vinculado a la propia actividad de distribución de la compañía.

 

Por su parte, el segundo está ligado a desinversiones, por 300 millones de euros, que permitirá a Eroski realizar desinversiones de “manera ordenada” y contará con un periodo de carencia inicial de 6 meses.

 

Entre las desinversiones que previsiblemente acometerá el grupo de distribución figurarían activos inmobiliarios como centros comerciales, al tiempo que se centrará en potenciar el negocio de franquicias.

 

RETOMA EL PLAN DE DESINVERSIONES

 

En concreto, Eroski ha confirmado que retomará el plan de desinversiones de activos no estratégicos suspendido desde 2011, aprovechando que el mercado de inversión muestra síntomas de reactivación.

 

También figura un tramo de deuda no estructural de 948 millones de euros, constituido como deuda a largo plazo ligada a la mejora del Ebitda y al cumplimiento del plan de negocio acordado. La amortización de este tramo será ‘bullet’ a cinco años a un tipo medio del 3,75%, con un periodo de carencia de 12 meses.

 

Respecto a la deuda inmobiliaria, por 105 millones de euros, el tramo se estructura de tal forma que no drenará recursos del grupo y estará supeditado a los resultados de la actividad inmobiliaria de la compañía de distribución y que mantiene las condiciones anteriores.

 

Además, la banca le ha otorgado una línea de circulante de 371 millones de euros, que la compañía viene utilizando para su actividad ordinaria.

 

ABRE LA PUERTA PARA LA OPERACIÓN DE CANJE DE AFS

 

Por otro lado, la reestructuración financiera de Eroski posibilita la activación del acuerdo de intenciones suscrito con determinadas entidades financieras para un futuro canje de las aportaciones financieras subordinadas (AFS) por un nuevo bono subordinado a 12 años.

 

La firma de distribución ha recordado que, desde su primera emisión, en 2002, Eroski ha abonado a sus inversores en AFS un total de 270 millones de euros en concepto de intereses. Un inversor de la primera emisión de 2002 habrá recibido ya, en concepto de interés, el 63% del valor de su inversión. Los inversores de la emisión del 2004 el 51% y los de la emisión del 2007, el 31% del valor nominal de su inversión.

 

El canje y la emisión de los nuevos títulos deberán ser autorizados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y requerirán la aprobación de la Asamblea General convocada para el próximo 18 de febrero. Una vez emitidos los nuevos bonos, serán las entidades financieras quienes desarrollarán su comercialización entre los tenedores de las actuales AFS.

 

Eroski, con una plantilla de 36.432 trabajadores, cuenta en la actualidad con una red de 2.069 establecimientos, entre los que figuran 90 hipermercados, 1.456 supermercados, 19 cash&carry, 63 gasolineras, 23 ópticas, 155 agencias de viajes, 42 tiendas de deporte Forum Sport y 221 Perfumerías iF.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada