Siete países proponen revisar la directiva de trabajadores desplazados

Mostrador de facturación de maletas en el aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Mostrador de facturación de maletas en el aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Siete países liderados por Francia y Alemania han formado una coalición para revisar la directiva europea sobre los trabajadores desplazados para luchar contra los abusos que constatan actualmente y contra una competencia desleal aprovechando las diferencias de remuneración.

Las ministras de Trabajo de Francia, Myriam El Khomri, y de Alemania, Andrea Nahles, defendieron, en una entrevista conjunta publicada hoy por el diario económico francés “Les Echos”, la necesidad de esa reforma que también apoyan Austria, Bélgica, Luxemburgo, Suecia y Holanda.

“El principio que defendemos es que en un mismo lugar por el mismo trabajo el salario sea el mismo porque es necesario limitar todavía más las distorsiones de competencia entre los empleados franceses y los desplazados”, subrayó El Khomri.

La ministra francesa contó que los principales fraudes constatados en su país es el incumplimiento del horario máximo de trabajo, las remuneraciones por debajo del salario mínimo o simplemente la no declaración de los trabajadores.

Su colega alemana señaló que se han constatado abusos en particular en los contratos por obra y también que hay empresarios que se aprovechan de las condiciones de trabajo y del estatuto de autónomos, y puso como ejemplo una empresa del sector cárnico que de los 3.000 operarios, 2.000 figuraban como empresarios.

“Queremos obtener más igualdad, es decir el mismo salario por el mismo trabajo en el mismo puesto y ahora estamos lejos”, se quejó Nahles, que reconoció que hay resistencias a modificar la directiva de 1996 en algunos países del este de Europa, que temen el establecimiento de nuevas barreras.

La ministra francesa señaló que otra revisión que quieren instaurar es la fijación de un periodo máximo de dos años para un trabajo desplazado, y que más allá de ese periodo, el empresario deberá establecerse en el país en el que realiza la prestación.

En una línea paralela, el trabajador desplazado tendría que tener una antigüedad mínima en la empresa para evitar la creación de compañías sólo para conseguir contratas en países extranjeros.

Según los datos oficiales, Alemania era el país que más trabajadores desplazados acoge, en concreto 414.000 estaban declarados en 2014, aunque su ministra calculó que la cifra real podría alrededor de un 25 % más elevada, y añadió que ese año creció un 11 %, y un 66 % respecto a 2010.

En Francia se estima que hay 300.000, de los cuales “unos 70.000 no estarían declarados”, dijo El Khomri.

La coalición de siete países quiere que la Comisión Europea retome sus propuestas en el “paquete sobre movilidad” que debe tener listo en este primer semestre.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada