La Shell espera ganar hasta un 54% menos en 2015

El vicepresidente de Shell, Hans Nijkamp, habla durante una rueda de prensa en Bagdad el 28 de enero de 2015.

El vicepresidente de Shell, Hans Nijkamp, habla durante una rueda de prensa en Bagdad el 28 de enero de 2015.

La petrolera anglo holandesa Royal Dutch Shell prevé lograr en 2015 un beneficio neto subyacente sin tener en cuenta costes de reposición de entre 10.400 y 10.700 millones de dólares (9.629 y 9.907 millones de euros), lo que supone un retroceso de hasta el 54% en comparación con el año anterior ante el desplome de los precios del petróleo, y ha confirmado que recortará 10.000 empleos entre 2015 y 2016 tras su fusión con la británica BG.

“La finalización de la transacción de BG, que esperamos que sea cuestión de semanas, marcará el comienzo de un nuevo capítulo para Shell para rejuvenecer la compañía y mejorar el retorno para los accionistas”, declaró el consejero delegado de la petrolera, Ben van Beurden.

Royal Dutch Shell acordó la compra de la británica BG Group en abril de 2014 por un importe de 47.000 millones de libras (60.665 millones de euros), convirtiéndose en la tercera mayor transacción de 2015.

En un adelanto de sus resultados, que se harán públicos el próximo 4 de febrero, Shell indicó que en el cuarto trimestre espera lograr un beneficio neto sin tener en cuenta costes de reposición ni elementos extraordinarios de entre 1.600 y 1.900 millones de dólares (1.480 y 1.759 millones de euros), un 51% menos que en el mismo periodo de 2014.

La petrolera espera contabilizar en el conjunto de 2015 elementos extraordinarios por importe agregado de entre 6.800 y 7.000 millones de dólares (6.296 y 6.481 millones de euros).

En cuanto al beneficio neto atribuido, Shell prevé que su resultado anual oscile entre 1.600 y 2.000 millones de dólares (1.481 y 1.852 millones de euros), hasta un 89% menos que en 2014, con una caída del 22% en el cuarto trimestre, cuando su resultado será de entre 600 y 1.000 millones de dólares (555 y 926 millones de euros).

La petrolera indicó que sus inversiones de capital en 2015 ascendieron a unos 29.000 millones de dólares (26.852 millones de euros), un 20% inferior al dato de 2014, mientras que en 2016 prevé que las inversiones de capital de Shell y BG sumarán 33.000 millones de dólares (30.550 millones de euros), alrededor de un 45% menos que el gasto combinado, que alcanzó su máximo en 2013.

Asimismo, la multinacional calcula que las ventas de activos entre 2014 y 2015 superan los 20.000 millones de dólares (18.518 millones de euros), “muy por encima del objetivo inicial de 15.000 millones de dólares (13.890 millones de euros) fijado a principios de 2014″.

En este sentido, Shell precisó que existen preparativos “bien avanzados” para desprenderse de otros 30.000 millones de dólares (27.778 millones de euros) en activos entre 2016 y 2018 asumiendo el éxito de su integración con BG.

La petrolera anglo holandesa precisó que sus costes operativos se han reducido en unos 4.000 millones de dólares (3.703 millones de euros) o un 10% en 2015 y la multinacional prevé una reducción en 3.000 millones de dólares (2.778 millones de euros) en 2016.

“En su conjunto, estas acciones incluyen una reducción de 10.000 empleados y contratistas entre 2015 y 2016″ en el contexto de la integración de Shell y BG.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada