El panel del BCE rebaja su pronóstico de inflación por la caída del precio del petróleo

La inflación de la zona euro en 2016 será del 0,7%, según el consenso de los expertos consultados por el Banco Central Europeo (BCE), que han recortado en tres décimas su pronóstico del pasado mes de octubre ante la caída en los precios del crudo.

Los analistas encuestados apuestan también por una tasa de inflación más débil para el próximo ejercicio, cuando prevén que los precios subirán un 1,4%, frente al 1,5% estimado en octubre de 2015, mientras que su previsión para 2018 es de una inflación del 1,6%, aún por debajo del objetivo de estabilidad de precios del BCE.

“En el corto plazo, los encuestados esperan un fuerte efecto amortiguador de la inflación por el desarrollo de los últimos acontecimientos en el precio del petróleo”, señala el BCE.

No obstante, la institución señala que los analistas consultados siguen esperando un “fuerte repunte de la inflación en 2016 y 2017″, incluyendo un incremento gradual de la inflación subyacente gracias a la actual recuperación de la actividad económica y las medidas de política monetaria.

Las previsiones de inflación de los analistas consultados por el BCE se sitúan así por debajo de las expectativas del banco central, cuyas propias previsiones, publicadas en diciembre, apuntan a una inflación del 1% en 2016 y del 1,6% en 2017, aunque el presidente de la institución, Mario Draghi, admitiera ayer que la situación ha empeorado desde entonces, por lo que la entidad podría revisarlas nuevamente a la baja el próximo mes de marzo.

MEJORAN LAS PREVISIONES DE PARO.

Por otro lado, los expertos han revisado a la baja su previsión de paro para la zona euro, que cerrará 2016 en el 10,3%, dos décimas por debajo de su anterior pronóstico.

En los dos siguientes ejercicios, la tasa de desempleo de la zona euro se situará en el 9,9%, frente al 10,1% anticipado en octubre, y el 9,4% en 2018.

En cuanto al crecimiento del PIB, los analistas mantienen sus pronósticos de octubre, que apuntan a una expansión de la eurozona del 1,7% en 2016 y del 1,8% en 2017, mientras que en 2018 el crecimiento del PIB será del 1,7%.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: