Feijóo subraya que la Xunta no aprobará la ley de Acuicultura sin tener el respaldo del sector

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado hoy que la Xunta va a hacer “un alto en el camino” en la tramitación de la ley de Acuicultura porque “no se va a aprobar sin tener el respaldo del sector”. “Pararemos esta ley hasta que el sector vea que está hecha para ellos, para darle garantías, para que puedan obtener fondos europeos y para que puedan protegerse de las empresas que quieren especular y que no quieren crear puestos de trabajo”, ha aseverado.

Según ha manifestado durante su intervención en el Pleno del Parlamento, la Xunta va a abrir inmediatamente mesas de diálogo con los bateeros, con la gente del marisqueo y con las cofradías, porque la ley de Acuicultura “nace justamente para respaldar el sector” y su aprobación debe contar con su apoyo. “Mientras el sector no vea que esta ley es la ley del sector, no se aprobará”, ha remarcado.

Dar cobertura legal y seguridad jurídica a las familias que viven del sector
El titular del Gobierno gallego explicó que el Anteproyecto de Ley de acuicultura persigue tres objetivos: consolidar y mejorar la acuicultura gallega, prepararla para el mundo globalizado para poder exportar, y estabilizar y dar seguridad jurídica a las 5.400 familias que viven del sector del mar en Galicia.

Según ha precisado, con esta normativa la Xunta busca “un aprovechamiento excelente de los recursos” al entender que es “posible que más familias vivan de la acuicultura, del marisqueo y de la bajura”. Por eso, añadió, el objetivo es “dar cobertura legal la esas familias y darle seguridad jurídica, blindar esas familias de los furtivos, que puedan recibir fondos europeos y que vivan mejor nos próximos años porque creemos que es nuestro deber”.

“Tenemos que evitar los errores del pasado y que nadie se aproveche de esas familias ante una actividad que no está regulada”, ha asegurado. Con esta ley, ha agregado, “estamos garantizando que el 82% de los fondos de la pesca vayan para los productores de mejillón y los bateeros”.

Feijóo ha indicado que el nuevo texto nace de la Estrategia Gallega de Acuicultura que la Xunta aprobó en el año 2012 sin alegatos, y del documento presentado en la UE y en el Comité de Regiones aprobado por unanimidad, que considera que Galicia es un lugar idóneo para esta actividad y que la normativa es correcta.

En esta línea, ha apuntado que cuando el proyecto existente durante lo bipartito era dejar sin efecto las concesiones de los bateeros y sacarlas a concurrencia y publicidad, la Xunta las amplió a 30 años y ahora esta nueva ley prevé ampliarlas hasta los 50 años.

Según avanzó, por lo de ahora hay una serie de alegatos que ya están pactados. Entre ellos, que no se pueda desarrollar la acuicultura ni la piscicultura en polígonos de mejillón, que las cuerdas de todas las bateas no puedan exceder los 6.000 metros, y aquellas nuevas zonas ajenas a los cultivos actuales donde se puedan instalar estos cultivos acuícolas.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada