El sector naval gallego abarca el 23% del total de pedidos de esta industria en España

anf preside a cerimonia de colocacion da quilla do buque escola N/C/ 705El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, consideró hoy “una buena señal” el repunte en la contratación registrado en el sector naval de Galicia, que abarca ya más del 23% del total de pedidos que afronta esta industria a nivel nacional. Según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo correspondientes al tercero trimestre de 2015, la cartera de pedidos en vigor de los astilleros gallegos suma 13 buques de un total de 56 contratos registrados en España.

En esta línea, el titular de la Xunta indicó, también, que en lo referente a la carga de trabajo, el Índice de Actividad Ponderada en Galicia en los primeros nueve meses de 2015 supone un 32% del total de España. Y, en suma, destacó que la carga de trabajo con la que cuenta el conjunto de los astilleros gallegos, bien sea en cartera o en estadios finales de negociación, llega a los cerca de 2.000 millones de euros.

Feijóo apuntó que en estas cifras aun no están contabilizados otros contratos importantes conseguidos por el sector recientemente, como el buque oceanográfico de Freire para la India, el nuevo flotel para Barreras y el minicrucero que le fue adjudicado, el BAM de Navantia, los cuatro buques encargados a Cardama, o los jackets contratados a Navantia Fene, que no entrarían dentro de lo que se considera construcción naval.

Más carga de trabajo
El titular de la Xunta puso de relieve estos datos en el acto de colocación de quilla del buque escuela que el astillero Freire va a construir para la Armada indonesia. Una embarcación adjudicada en junio de 2013 por un importe de 60 millones de euros, que garantiza cerca de dos años de trabajo y que dará empleo a 450 personas de forma indirecta, la totalidad del plantel y la parte de la auxiliar.

Según señaló, además de esta embarcación, Freire está construyendo un buque oceanográfico para Perú, es responsable de la dirección técnica y de la gestión de compra de materiales para tres barcos supply para Pemex y, en julio de 2015, logró la adjudicación de un buque oceanográfico rompehielos para la India. En total, concretó, este astillero cuenta en este momento con una cartera de pedidos con un precio de venta de alrededor de 330 millones de euros, lo que le garantiza carga de trabajo hasta prácticamente 2018.

Es, por lo tanto, una buena nueva para el sector naval de Galicia, dijo, que comienza a traducir en empleo y carga de trabajo su esfuerzo por innovar y tratar de ser más competitivo en los mercados internacionales. “Una buena noticia que demuestra que este astillero es uno de los que mejor resistió la crisis económica y el tratamiento que desde la UE se hizo del tax lease”, aseguró.

Apoyo financiero al sector

En este contexto, mencionó las líneas de apoyo financiero que la Xunta está prestando al sector. Y, entre ellas, citó el convenio firmado con Asime para impartir durante 2014 y 2015 49 cursos de formación en el naval; unos cursos que tuvieron un nivel de inserción del 38% de los participantes. También se refirió al programa EmpregaNav, acordado con la Mesa del Naval del Diálogo Social para aquellos trabajadores que perdieron su puesto de trabajo entre marzo y diciembre de 2011. Contó, dijo, con un presupuesto de 3,1 millones de euros y ayudó a la reinserción laboral de 450 profesionales del naval, un 61% de los participantes.

Igualmente, destacó una línea específica de avales para la financiación de la industria auxiliar; y la participación de la Xunta en el Fondo de Garantías Navales, al que aporta 21 millones de euros para avalar posibles contratos navales a los astilleros gallegos en Pymar. Al respecto, informó de que la primera de las operaciones aprobadas con la ayuda de este fondo se cerró el pasado 21 de enero al asignarse un aval al astillero Cardama para la construcción de dos remolcadores para una armadora marroquí.

Recursos para impulsar la innovación en el naval

Feijóo reconoció que esta industria está mostrando como la innovación y las nuevas tecnologías aplicadas a toda la cadena de producción pueden dar resultados muy satisfactorios. Y, en ese sentido, destacó que la Xunta lleva movilizado en apoyos a la innovación en la construcción naval un total de 32 millones de euros.

Por ejemplo, dijo, a través de los programas Interconecta y Conecta Pyme, con ayudas que superan los 9 millones de euros para apoyar 19 proyectos de I+D+i en este campo. O mediante las Unidades Mixtas de Investigación, que están movilizando más de 8 millones de euros.

Entre los proyectos más destacables en este campo citó el que está realizando la Universidad de A Coruña y Navantia para mejorar los procesos de producción en los astilleros, incrementando la productividad y reduciendo costes y tiempo. El que desarrollan Aimen y Factorías Vulcano, para el diseño de líneas de fabricación automatizadas de ensamblaje de elementos y estructuras navales. O el que acometen Aimen y Wartsila Ibérica S.A. para el desarrollo de una nueva generación de componentes navales.

Feijóo concluyó poniendo de manifiesto a capacidad demostrada del sector por innovar, por adaptarse a la demanda y a las exigencias del mercado, y por competir en coste y plazos de entrega anteponiendo siempre el valor añadido de la calidad y la experiencia. Agradeció, así, la confianza depositada por el Gobierno indonesio en la industria naval gallega, y subrayó que en “Galicia está el pasado del sector naval, pero también su futuro”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada