Los premios de responsabilidad social empresarial reconocieron la labor de Gadisa, Metal Ferrol, Feiraco, Porto Muiños, Conservas Calvo, Encapsulantes de Valor Añadido, la Autoridad Portuaria de A Coruña, Generadores Europeos y Ambical Proyectos

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, destacó hoy que los ganadores de los Premios de Responsabilidad Social Empresarial de Galicia son la prueba “de la capacidad de Galicia para crecer con valores” priorizando el empleo, el bienestar social y económico, y el medio ambiente. Conde participó en la entrega de la primera edición de estos galardones organizados por la Xunta, que reconocieron públicamente la labor de 9 compañías en la adopción de principios y prácticas de RSE, con el objetivo de difundir su esfuerzo y sensibilizar sobre la importancia de incorporar la responsabilidad social en la gestión de las empresas gallegas.

En la entrega, en la que participaron la conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, el conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, y la conselleira del Mar, Rosa Quintana, se distinguió tanto el trabajo de pymes como el de grandes empresas en los campos social, ambiental y económico. El jurado estuvo integrado por representantes de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, expertos en RSE y miembros de la Xunta.

En la categoría de pequeña empresa, se premió en el campo social a Metal Ferrol por sus acciones encaminadas a alcanzar un empleo de calidad a través de la formación continua de sus trabajadores. En lo económico, fue reconocida Ambical Proyectos, que tiene integrada en su cultura empresarial el gobierno responsable y la RSE, como puede apreciarse a través de su adhesión al Pacto Mundial desde el año 2009 o sus memorias de sostenibilidad. Y en el campo medioambiental, el galardón fue compartido por Encapsulantes de Valor Añadido, por sus apuestas por la innovación tanto en procesos como en el desarrollo de nuevos materiales; y Generadores Europeos, por su compromiso con la innovación, especialmente en la investigación para una mayor eficiencia de sus productos y reducción del impacto ambiental. Además, se entregó una mención a la empresa Porto Muíños, debido a su preocupación hacia diversidad biológica del medio marino, atendiendo a la sostenibilidad de los recursos marinos que explota.

En lo que respecta a las medianas empresas, Feiraco ganó el premio a la RSE en el campo social en reconocimiento de sus acciones encaminadas a la mejora de la calidad en el empleo y a la formación de su personal; mientras que la Autoridad Portuaria de A Coruña lo hizo en el ámbito económico, por integrar en su gestión y desarrollo de objetivos a responsabilidad social, como una estrategia de sostenibilidad ambiental, la rendición de cuentas a través de memorias de sostenibilidad y un Comité de Transparencia y Buen Gobierno.

En lo que se refiere a la gran empresa, Gadisa recibió el galardón por su compromiso social debido a sus acciones en favor de la creación de una sociedad integradora y el bienestar social, en particular por las distintas acciones que la empresa llevó a cabo para impulsar el consumo responsable y los hábitos de vida saludable. Y por último, Conservas Calvo recibió el premio en el campo ambiental y la mención en el económico. El galardón ambiental se debió a la implicación de la empresa en las buenas prácticas de pesca, a través de proyectos como Calvoatún o CalvoShark, así como por la compra responsable de atún. Y la mención respondió a sus iniciativas de apuesta por el diálogo y la rendición de cuentas, que le llevó a presentar una Memoria Corporativa, basada en estándares GRI.

El conselleiro subrayó el trabajo de estas compañías apostando por el esfuerzo, las ideas, el talento y el “compromiso de no dejar a nadie atrás”. Y resaltó, en este sentido, que ese esfuerzo “es sobre todo el de cada uno de sus trabajadores”. Porque, resaltó Conde, “son las personas” que forman cada una de estas compañías las que aportan el esfuerzo necesario para que la empresa “cumpla no sólo con sus accionistas, sino con toda la sociedad”.

Cultura de responsabilidad
“Son ellos los que, con su trabajo, están construyendo una nueva cultura de responsabilidad social empresarial, que está marcando el renovado crecimiento de Galicia”, dijo Conde, que señaló que hoy las compañías son medidas tanto o más por sus valores, que por la maximización de beneficios anuales para los accionistas. De esta manera, “las empresas gallegas están siendo protagonistas de un crecimiento en el que se ha cambiado el foco hacia la creación sostenible de valor a largo plazo”, construido alrededor de la responsabilidad social corporativa y la ética.

Conde defendió que la Xunta fue pionera en desarrollar una estrategia de RSE y recordó que tiene en marcha iniciativas conjuntas con el tejido productivo, como el grupo de Representación Empresarial, iniciativas que muestran el compromiso del Gobierno gallego con la responsabilidad empresarial, en la convicción de que “el éxito y el bienestar de una sociedad es inseparable de la responsabilidad social de sus empresas” y el único puente hacia “una Galicia de progreso económico, una Galicia sostenible y respetuosa con el medio ambiente y una Galicia de bienestar social”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: