La Bolsa española baja un 1,72 % y pierde el nivel de los 8.600 puntos

La Bolsa española ha bajado hoy un 1,72 por ciento y ha perdido el nivel de los 8.600 puntos afectada por la caída de los mercados internacionales y el retroceso de la banca, según datos del mercado y expertos consultados.

Con la prima de riesgo en 120 puntos básicos, su principal indicador, el IBEX 35, cayó 150,4 puntos, el 1,72 ciento, hasta 8.590,6 puntos, con lo que en el año acumula una bajada del 9,99 por ciento.

En el retroceso bursátil también influyó la subida del euro a 1,095 dólares, con lo que en Europa la Bolsa de Milán cedió el 3,49 por ciento; Fráncfort el 2,44 por ciento; el índice Euro Stoxx 50 el 2,18 por ciento; París el 1,33 por ciento y Londres el 0,98 por ciento.

La Bolsa española empezaba el día con una caída del 1,4 por ciento de Wall Street en la víspera después de que la Reserva Federal -banco central estadounidense- mantuviera los tipos de interés entre el 0,25 y el 0,5 por ciento y de que se conocieran los resultados de Apple y Boeing, mal recibidos por los inversores.

La autoridad monetaria estadounidense advirtió de los problemas de la economía global, reconoció la desaceleración de su país a finales del año pasado y dijo que será paciente a la hora de subir los tipos de interés.

También habían retrocedido las plazas chinas (Shenzhen bajó el 4,2 por ciento y Shanghái el 2,9 por ciento) y Tokio perdía el 0,7 por ciento mientras se conocía la dimisión del ministro de Economía de Japón, Akira Amari, y esperaba a que el Banco de Japón decida si aplica o no nuevos estímulos monetarios.

Sin embargo, el repunte del precio del petróleo (el barril de Brent se acercaba a 34 dólares) alentaron poco después de la apertura el alza de la bolsa española.

En España se conocía la encuesta de población activa (EPA) y el descenso de la tasa de paro al 20,9 por ciento al término de 2015 y del número de parados ese año en 678.200 personas.

Sin embargo, antes del mediodía, la bolsa cambiaba de tendencia e incurría en pérdidas mientras subía la cotización del euro pasaba de 1,087 a 1,093 dólares, porque los inversores consideraron que la realidad de la economía estadounidense reduce la probabilidad de nuevas subidas de tipos de interés, aunque la Reserva Federal manifieste lo contrario.

Con la apertura de Wall Street, que subía cerca del 1 por ciento, y mientras la cotización del Brent rozaba los 36 dólares por barril por los rumores sobre el recorte de la producción propuesto por Arabia Saudí, la bolsa nacional cambió de tendencia y estuvo a punto de escapar de las pérdidas.

Sin embargo, apenas crecieron las ventas pendientes de viviendas en Estados Unidos en diciembre (el 0,1 por ciento) y los pedidos de bienes duraderos cayeron el 5,1 por ciento el mes pasado. Las peticiones semanales de subsidios de desempleo bajaron de 294.000 a 278.000.

Aunque se habían conocido resultados empresariales que fueron bien acogidos por los inversores, como los de Facebook, Ford o Caterpillar y subía con fuerza el sector petrolero, el mercado neoyorquino bajaba y arrastraba al parqué nacional, que se acercó a 8.500 puntos, aunque al final de la sesión ambos reducían su caída.

De los grandes valores solo subió Repsol, el 5,3 por ciento y el mayor avance del IBEX, en tanto que Banco Santander cayó el 3,59 por ciento; BVA el 3,43 por ciento; Telefónica el 2,3 por ciento; Inditex el 1,47 por ciento e Iberdrola el 0,71 por ciento.

IAG comandó las pérdidas del IBEX al bajar el 5,09 por ciento, mientras que Gamesa cayó el 4,7 por ciento y Bankia el 3,69 por ciento.

Después de Repsol, destacó la subida del 4,69 por ciento de Acerinox, mientras que ArcelorMittal se revalorizó el 3,13 por ciento y Técnicas Reunidas el 2,66 por ciento.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada