La Xunta destinará 1,1 millones de euros para indemnizar a los ganaderos que sufran el sacrificio de animales enfermos

La Consellería de Medio Rural destinará 1,1 millones de euros para indemnizar a los ganaderos que, dentro de los programas obligatorios de sanidad animal, sufran el sacrificio de animales enfermos, con ayudas tanto para el sacrificio como para la reposición y el tiempo de espera entre ambos procesos. Así lo destacó esta tarde la titular de este departamento autonómico, Ángeles Vázquez, en la apertura del curso 2016 de la Academia de Ciencias Veterinarias de Galicia.

Ángeles Vázquez señaló que la prioridad de su departamento es mantener y mejorar el nivel sanitario de las explotaciones ganaderas, puesto que eso “redunda en una ventaja competitiva importante para la comercialización de sus productos”. En este sentido, agradeció la labor de los veterinarios, “fundamental en nuestro día a día”, puesto que en ellos recae la responsabilidad de desarrollar los procesos acomodados para mejorar, consolidar y sostener los niveles sanitarios de las explotaciones ganaderas, al tiempo que controlan la calidad y la seguridad de las producciones.

Pola su parte, la Consellería de Medio Rural desarrolla diversos programas de erradicación, lucha y control de enfermedades animales que ya permitieron disminuir el incidente de alguna de estas enfermedades a límites próximos a valores de erradicación, añadió. Ejemplo de esto, continuó, son los programas de la erradicación de la tuberculosis y de la brucelosis bovina, de las encefalopatías espongiformes transmisibles (EETs), de la brucelosis ovina y caprina, el plan sanitario del sector porcino o avícola y la lucha contra las enfermedades apícolas. Sobre estas últimas, Ángeles Vázquez recordó que se incrementaron en un 11% las ayudas establecidas en el marco del Plan Nacional Apícola, como medida de apoyo que ayude a paliar los daños ocasionados por las distintas enfermedades y la presencia de la avispa velutina.

Seguridad alimentaria

En su intervención, la conselleira explicó que esta seguridad en las explotaciones ganaderas repercute directamente en la seguridad alimentaria. Las actuaciones en este área, dijo, se desarrollan en cinco ámbitos distintos pero todos ellos relacionados. En primer lugar está el control de la alimentación animal, con la elaboración del Plan Anual de Controles de la Alimentación Animal en Galicia. Seguidamente, se desarrollan actuaciones en el ámbito del Plan Nacional de Investigación de Residuos (PNIR), en coordinación con Salud Pública. El tercer ámbito de actuación es el relativo a los medicamentos veterinarios, siendo la cuarta línea la de la calidad de la leche para el control de células somáticas, bacteriología e inhibidores. Por último, la seguridad alimentaria pasa por el control de los subprodutos de origen animal no destinados al consumo humano (Sandach). Todos estos controles, subrayó la titular de Medio Rural, son imprescindibles para conseguir una producción de alimentos de calidad diferenciada que satisfagan la demanda de un mercado plural, exigente y competitivo.

Ángeles Vázquez recordó que la producción agropecuaria representa el activo principal de la actividad económica rural, medida tanto en tener de Producto Interior Bruto (PIB) como en empleo, de ahí que resulta “un elemento clave en la fijación de la población en el rural”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada