Wall Street y las otras bolsas mundiales cierran un mes de pesadilla

El comportamiento de Wall Street ha sido parecido a la mayoría de los índices de los mercados bursátiles mundiales, con avances moderados esta semana pero con un saldo anual provisional completamente negativo.

El comportamiento de Wall Street ha sido parecido a la mayoría de los índices de los mercados bursátiles mundiales, con avances moderados esta semana pero con un saldo anual provisional completamente negativo.

Wall Street cerró hoy con optimismo una jornada con fuertes ganancias, pero acumuló en lo que va de año uno de los peores comienzos de ejercicio, con efectos que se han contagiado en los mercados bursátiles de todo el mundo.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, ganó hoy un 2,47 %, el avance más importante que tiene desde que comenzó el año, pero con una evolución que, al cerrar el mes, confirmó que ha sido el peor mes de enero desde 2009.

Subidas parecidas tuvieron hoy los otros indicadores más importantes de los mercados bursátiles neoyorquinos, el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que también cerraron meses con notables pérdidas.

El Dow Jones acumuló un avance semanal del 2,3 % y una pérdida mensual del 5,4 %; el S&P 500 avanzó en la semana un 1,7 % y retrocedió un 5,1 % en enero, y el índice del Nasdaq subió en la semana un 0,5 % pero bajó en el mes un 7,8 %.

En el caso del índice del Nasdaq, que el año pasado había reconquistado los 5.000 puntos, por primera vez desde que estallara la crisis de la burbuja tecnológica del año 2000, el mes cerrado hoy es el peor enero desde 2008. Ahora está en los 4.613,95 puntos.

La duda que hay en Nueva York es si, con los avances de los últimos días, los mercados están listos para un repunte después de verse lastrados por la caída del precio del petróleo y la incertidumbre sobre la economía china, entre otros factores.

También han influido, para bien o para mal, nuevos anuncios de los bancos centrales, como los de Europa y el de hoy en Japón, donde se aplicó este viernes un tipo interés negativo del 0,1 %, mientras la Reserva Federal estadounidense se mantiene a la expectativa.

Para los operadores de Nueva York, se comienza a ver cada día más una creciente globalización en los mercados, con medidas que exceden las fronteras de cada nación y que, de una forma u otra, afectan a miles de kilómetros.

“En 50 años he visto muchas sorpresas, pero nunca como ahora he visto antes una sucesión de ellas semana tras semana”, comentó a la cadena financiera CNBC Art Cashin, de la firma UBS, uno de los más veteranos operadores de la Bolsa de Nueva York.

Como Cashin recordó, en mercados en los que domina la prudencia, como ahora, los repuntes son “cortos” y “agudos”, pero queda por ver si se mantienen a largo plazo.

El de los últimos días ha estado ligado a la subida de los precios del crudo, que han tocado niveles que están a un tercio de hace dos años, aunque nada indica que la tendencia se mantendrá, porque aún persiste un exceso de oferta en el mercado.

“Creo que los inversores estaban preocupados por perder un repunte originado por la disminución de la incertidumbre sobre el petróleo, China y los bancos centrales”, afirmó Doug Cote, directivo de la firma de inversión Voya.

En el caso de Estados Unidos, las miradas se dirigen a la Reserva Federal, que aplicó en diciembre una ligera subida de las tasas de interés de referencia, y ahora se espera lo que pueda hacer en marzo.

Si existían apuestas a favor de que en marzo habría otro ligero incremento, comienza a extenderse el sentimiento entre los analistas de que la decisión de diciembre quizás no fue acertada, por lo que descartan que en marzo pueda haber un nuevo aumento de tasas.

El comportamiento de Wall Street ha sido parecido a la mayoría de los índices de los mercados bursátiles mundiales, con avances moderados esta semana pero con un saldo anual provisional completamente negativo.

Con algunas excepciones: Hong Kong terminó con un descenso semanal del 10,5 % y del 10,2 % para todo el mes, y el mercado bursátil de Shanghái bajó en la semana un 6 % en el mes cayó un 22,6 %.

Tokio, en cambio, pudo cerrar la semana con un balance semanal positivo, del 3,3 %, pero con un descenso mensual del 8 %.

En Europa, la tónica fue parecida: el FTSE 100 de Londres terminó con un avance semanal del 3,11 pero con un descenso mensual del 2,54 %, y el DAX 30 de Fráncfort acabó con una ganancia semanal del 0,6 % pero con un retroceso mensual del 9 %.

Para el mercado bursátil alemán, el que se cierra ha sido uno de los peores meses de enero en su historia, sólo superado por los de 2008 y 2009.

En París, el CAC-40 principal indicador terminó con un avance semanal del 1,85 % y con un descenso mensual del 4,75 %, mientras que en Madrid, el Ibex 35, cerró la semana con un avance del 1,07 %, pero con una pérdida del 7,63 % en el mes.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada