Draghi defiende que sin las medidas del BCE la Eurozona habría entrado en “completa deflación” en 2015

El presidente del BCE, Mario Draghi, escucha en una rueda de prensa durante una reunión informal de los ministros de finanzas del bloque (ECOFIN) in Riga, Letonia, el 24 de abril de 2015.

El presidente del BCE, Mario Draghi, escucha en una rueda de prensa durante una reunión informal de los ministros de finanzas del bloque (ECOFIN) in Riga, Letonia, el 24 de abril de 2015.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha defendido este lunes que si la institución no habría tomado las medidas que aprobó en 2014, año en el que se redujo hasta el 0,05% los tipos de interés de la moneda única, la Eurozona habría caído en una “completa deflación” en 2015 y los precios habrían bajado “incluso más rápido” este año.

“El Consejo de Gobierno (del BCE) adoptó una serie de medidas para responder al deterioro de los canales de transmisión de la nuestra política monetaria y al entorno de baja inflación. Éstas incluían dos reducciones en los tipos generales de interés, el anuncio de operaciones de refinanciación a largo plazo y dos programas de compra de titulizaciones respaldadas y bonos garantizados”, ha explicado el italiano en la Eurocámara.

En este sentido, Draghi ha subrayado que estas medidas han resultado “muy efectivas” y que el estímulo monetario que introdujeron llevaron a una “amplia relajación de las condiciones financieras, estimularon el crédito y apoyaron la recuperación”. Sin embargo, el banquero ha afirmado que existía el riesgo de que si no se incrementaban estos estímulos se retrasaría aún más el momento de alcanzar el objetivo de una inflación “por debajo pero cercana” al 2% a medio plazo.

Ante esto, el presidente del BCE ha explicado que el Banco Central decidió en diciembre, entre otras medidas, extender hasta al menos finales de marzo de 2017 la duración de su programa de compra de activos públicos y privados (anunciado en enero del año pasado) e incluir en el mismo deuda de gobiernos regionales y locales. Además, rebajó su facilidad de depósito al -0,30%.

En cualquier caso, Draghi ha remarcado que las condiciones han cambiado “una vez más” desde diciembre, y ha apuntado que a pesar de que existe una “recuperación moderada” en la zona euro gracias principalmente a la demanda doméstica, algunos riesgos han crecido, como la incertidumbre sobre las economías emergentes, las perspectivas de crecimiento, la volatilidad en los mercados financiero y de materias primas y los riesgos geopolíticos. Asimismo, ha destacado que la dinámica de la inflación es “tangiblemente más débil” de lo esperado en diciembre.

Por ello, ha reiterado que el BCE revisará y “posiblemente” reconsiderará la política monetaria en la próxima reunión del Consejo de Gobierno a principios de marzo, cuando estén disponibles las nuevas proyecciones macroeconómicas.

PIDE MEDIDAS ESTRUCTURALES A LOS PAÍSES DE LA UE

Por otro lado, Draghi ha subrayado que existen riesgos que pueden afectar a la recuperación económica de la zona euro, a pesar de que la política monetaria “está funcionando”. Así, ha reclamado que los desafíos fiscales y económicos de los Estados miembros requieren acciones concretas que contribuyan a la recuperación y al mismo tiempo estén en concordancia con los criterios del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En la misma línea, ha defendido que el ciclo de recuperación “debería estar apoyado por políticas estructurales efectivas” para aumentar la productividad, la inversión y la creación de empleo. “Para que la zona euro pueda prosperar, la recuperación no puede continuar dependiendo solo de la política monetaria. Sienta las bases y acota el espacio, pero no es suficiente”, ha manifestado.

Con respecto a los retos derivados de los mercados financieros, el presidente del BCE ha indicado que se han dado pasos importantes hacia la unión bancaria, pero ha advertido de que ésta aún no se ha completado y que para conseguir un sistema “verdaderamente seguro” es necesario, por un lado, finalizar e implementar el trabajo iniciado al establecer el Mecanismo Único de Supervisión y el Mecanismo Único de Resolución.

Por otro lado, ha destacado la importancia de tener un esquema de contingencia común para el Fondo Único de Resolución y aprobar un fondo único de garantía de depósitos.

Finalmente, el italiano ha afirmado que existe “incertidumbre política” sobre el proyecto europeo, y ha reclamado encontrar una solución que permita “anclar firmemente” a Reino Unido en la UE y que permita a la vez avanzar en la integración de la Eurozona para incrementar la confianza.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada