La bolsa española baja a mediodía el 1,9 por ciento y se acerca a 8.600 puntos

Vista del reloj central en la Bolsa de Madrid, cuyo paneles hoy muestran que el valor del IBEX 35 ha subido un 1,72 % en los primeros compases de la sesión y recuperaba los 8.700 puntos, animado por el cierre en positivo de Wall Street y de las bolsas chinas, así como por el repunte del precio del petróleo y a las 09.10, el selectivo español sumaba 147,60 puntos y se situaba en 8.734 unidades, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid avanzaba un 1,78 %.

Vista del reloj central en la Bolsa de Madrid, cuyo paneles hoy muestran que el valor del IBEX 35 ha subido un 1,72 % en los primeros compases de la sesión y recuperaba los 8.700 puntos, animado por el cierre en positivo de Wall Street y de las bolsas chinas, así como por el repunte del precio del petróleo y a las 09.10, el selectivo español sumaba 147,60 puntos y se situaba en 8.734 unidades, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid avanzaba un 1,78 %.

La bolsa española perdía a mediodía el 1,9 por ciento y se acercaba a 8.600 puntos afectada por el retroceso de la cotización del petróleo, la caída de la banca y de las plazas europeas, según datos del mercado y expertos consultados.

Así, con la prima de riesgo en 126 puntos básicos (ayer terminó en 121), el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, con todos sus valores con pérdidas, bajaba 167,5 puntos, el 1,91 por ciento, hasta 8.621 puntos. El índice general de la Bolsa de Madrid cedía el 1,83 por ciento y se situaba en 869,19 puntos.

En Europa, con el euro en 1,091 dólares, Milán caía el 1,9 por ciento; París el 1,87 por ciento; Londres el 1,66 por ciento; el índice Euro Stoxx 50 el 1,57 por ciento y Fráncfort el 1,27 por ciento.

El mercado nacional incrementaba a mediodía las pérdidas iniciales arrastrada por la caída de la cotización del petróleo (el barril de Brent descendía hasta 33 dólares a esta hora) y el mal comportamiento de los futuros sobre los índices bursátiles estadounidenses, que cedían alrededor del 0,8 por ciento.

La bajada moderada del comienzo de la sesión estaba condicionada por diversos factores, como las leves pérdidas de Wall Street en la víspera después de que se contrajera la actividad industrial en enero en los Estados Unidos por cuarto mes consecutivo y a pesar de los buenos resultados de la matriz de Google, Alphabet.

Se conocían datos de paro de enero en algunos países europeos: en España aumentó en algo más de 57.000 personas, hasta 4,15 millones, mientras que en Alemania crecía en 239.000 y se situaba en 2,92 millones.

El paro en la zona euro cayó una décima el mes pasado y se situó en el 10,4 por ciento, mientras que los precios industriales cayeron en diciembre el 0,8 por ciento.

En el retroceso inicial influía que el Brent continuaba su caída (empezaba el día a menos de 34 dólares), así como la rebaja de la calificación crediticia de Shell y la decisión de revisar la nota de Repsol por Standard and Poor’s.

A medida que transcurría la sesión se acentuaban las pérdidas de las petroleras y de las empresas de materias primas, así como de los bancos después de que UBS presentara resultados.

Todos los grandes valores retrocedían: Repsol, la cuarta mayor caída del IBEX, el 4,81 por ciento, mientras que Banco Santander bajaba el 2,71 por ciento; BBVA el 2,38 por ciento; Telefónica el 1,34 por ciento; Inditex el 1,3 por ciento e Iberdrola el 0,8 por ciento.

La bajada de Repsol repercutía en algunos de sus accionistas, ya que Sacyr comandaba las pérdidas del IBEX y del mercado continuo con un descenso del 6,93 por ciento. OHL bajaba el 6,66 por ciento y Caixabank, también socio de Repsol, el 5,98 por ciento.

Las menores pérdidas correspondían a Enagás, el 0,06 por ciento, mientras que Red Eléctrica bajaba el 0,47 por ciento y Aena el 0,53 por ciento.

En el mercado continuo, donde se habían negociado en las tres primeras horas de sesión algo más de 1.400 millones de euros, después de Sacyr destacaba el retroceso del 6,6 por ciento de Abengoa A tras presentar preconcurso de acreedores en Brasil, en tanto que Urbas presidía las ganancias al subir el 10 por ciento.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada