La gran banca gana 11.276 millones en 2015, el 7,3 % más pese a las provisiones

 Vista del Paseo de la Castellana, con edificios de la zona comercial Azca y sedes del BBVA Y Bankia.

Vista del Paseo de la Castellana, con edificios de la zona comercial Azca y sedes del BBVA Y Bankia.

Los seis grandes bancos españoles -Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Popular y Sabadell- registraron un beneficio neto conjunto de 11.275,8 millones de euros en 2015, el 7,3 % más que los 10.503,1 millones de euros ganados un año antes, pese a las mayores dotaciones a provisiones extraordinarias.

En concreto, la mayoría de las principales entidades nacionales ganaron en 2015 más que un año antes, salvo en el caso del Banco Popular, que las redujo más del 68 % por las altas provisiones que tuvo que realizar para hacer frente a los requerimientos legales por la eliminación de las cláusulas suelo.

En el lado contrario se situó Sabadell, que casi duplicó su beneficio, un 90,6 %, gracias a la integración del banco británico TSB Banking Group, que pasó a formar parte del negocio en junio.

No obstante, de nuevo, la entidad financiera española que más ganó fue el Banco Santander, con un beneficio neto de 5.966 millones de euros en 2015, el 2,6 % más que los 5.816 millones de 2014.

El Banco Santander también destinó parte de su beneficio a provisiones para cubrir eventuales reclamaciones por la comercialización de seguros de protección de pagos en Reino Unido, explica la entidad.

Unas provisiones sin las que las ganancias anuales del grupo habrían crecido un 13 %, hasta los 6.566 millones de euros.

De la misma manera, BBVA ganó 2.642 millones anuales, un 0,9 % más, pese al impacto negativo de la incorporación a sus cuentas del banco turco Garanti y a otras operaciones corporativas, sin las que el beneficio hubiera crecido el 43,3 % y alcanzado los 3.752 millones.

Por su parte, Bankia elevó su beneficio un 39,2 %, hasta los 1.040 millones de euros cosechados en 2015, un año en el que la entidad ha cumplido con su plan estratégico.

Además, el resultado atribuido de BFA, su matriz, ascendió a 1.597 millones en 2015, casi cuatro veces más que un año antes, a pesar de que el conjunto del grupo ha dotado 1.060 millones para cubrir los litigios por el debut bursátil.

De la misma manera, CaixaBank incrementó su beneficio anual un 31,4 % hasta los 814 millones de euros, tras la incorporación del negocio minorista de Barclays Bank en España.

CaixaBank también tuvo que realizar provisiones extraordinarias en 2015 ante posibles riesgos en su participada Repsol (afectada por la caída del crudo) o por Abengoa.

En el caso de Sabadell, el beneficio fue el que más creció en 2015, un 90,6 %, hasta 708,4 millones.

Por último, el Banco Popular anunció un beneficio neto anual de 105,4 millones, lo que supone un 68,1 % menos que el año anterior, debido a la dotación a provisiones extraordinaria de 350 millones que tuvo que realizar para cubrir riesgos legales por la eliminación de las cláusulas suelo.

Sin dichas dotaciones, que el banco llevó a cabo en el último trimestre, el beneficio habría sido de 350 millones, el 6 % más.

Y es que las provisiones extraordinarias que han tenido que realizar las entidades financieras españolas en la última parte del año, han marcado los resultados de 2015, un año en el que también la mayoría de bancos, menos BBVA, ha tenido que provisionar para hacer frente a las minusvalías que registrará Sareb -sociedad en el que participan- ante el ajuste de valor que debe hacer de su cartera.

Además de las citadas provisiones, en 2015, la gran banca española se ha visto afectada por un contexto económico internacional complejo, con tipos de interés muy bajos, y caídas generalizadas en las cotizaciones bursátiles.

La caída del precio de las materias primas, además de la situación de China, y la inestabilidad política que se ha generado en España ante la incapacidad de formar Gobierno, han hecho mella en el precio de las acciones de estas entidades, que en la mayoría de los casos se encuentran en niveles de verano de 2013.

Sabadell es el que menos pérdidas bursátiles registra en el año, algo más del 2 %, mientras que BBVA se deja en el entorno del 16 %; Bankia, del 18,3 %; Santander, del 20 %; CaixaBank, del 20,5 %; y Popular, casi un 26 %.

Pese a ello, la gran banca española, que se ha marcado como objetivo lograr una mayor vinculación con el cliente, ha conseguido mejorar sus beneficios en 2015, en el que además se ha reducido la morosidad y ha crecido el crédito.

A continuación, se incluye una tabla con la entidad, y su beneficio anual, expresado en millones de euros, correspondiente a 2014 y 2015, y su variación porcentual.

Entidad 2014 2015 %

===========================================================

SANTANDER 5.816 5.966 2,6 %

BBVA 2.618 2.642 0,9

CAIXABANK 620 814 31,4

BFA-BANKIA 747 1.040 39,2

SABADELL 371,7 708,4 90,6

POPULAR 330,4 105,4 (68,1)

============================================================

TOTAL 10.503 11.275 7,3

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada